¿Por qué es importante un nuevo sistema de etiquetado en alimentos y bebidas?

El pasado 29 de agosto, la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó cambiar el etiquetado en alimentos y bebidas que promovía la asociación El Poder del Consumidor.

Al rechazar este amparo, la Segunda Sala de la SCJN confirmó la constitucionalidad del sistema de etiquetado diseñado en 2014 por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

De acuerdo al sitio web de The Huffington Post,  el Poder del Consumidor señala que este etiquetado no es de fácil lectura y demanda su modificación por uno que señale el exceso de azúcar, grasas, calorías o sodio, lo que impactaría de forma positiva en la salud de los consumidores.

Si alguna vez, al acudir al supermercado se te ha dificultado la lectura del contenido alimenticio de alimentos y bebidas, aquí te dejamos las razones por las que el sistema de etiquetado es importante, de acuerdo con diversas organizaciones.

– Hacer elecciones más saludables. De acuerdo con Karina Sánchez, consultora independiente, “está demostrado que [el actual sistema de etiquetado] no permite a los consumidores hacer elecciones más saludables”.

– Este sistema ya se ha establecido con éxito en otros países como Chile y Perú; Canadá y Brasil no están explorando.

– Prevenir la obesidad y el sobrepeso. Víctor Ruiz, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) señala que el etiquetado frontal “forma parte de un conjunto de políticas y estrategias para hacer frente, prevenir y atender el problema de la obesidad en México”.

Cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), en 2016 el 73% de la población adulta padecía sobrepeso u obesidad: siete de cada 10 adultos, cuatro de cada 10 jóvenes y uno de cada tres niños.

– Permite distinguir tipos de azúcares. En la normatividad actual no se distingue entre los azúcares intrínsecos de los alimentos que no dañan la salud y los azúcares agregados por fabricantes, y los agrupa –indebidamente– en azucares totales.

Por esto, se propone agregar únicamente el término de azúcares agregados, cuya cantidad máxima recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 200 calorías.

El sistema actual no fue elaborado por expertos

Los especialistas señalaron que el sistema de etiquetado de 2014 establecido por la Cofepris utiliza valores de referencia incorrectos y no tuvo la participación de expertos en nutrición sin conflictos de interés y no es entendible para la población.

Por esto, piden que un nuevo sistema de etiquetado sea de fácil lectura sobre ingredientes cuyo alto consumo es nocivo para la salud, además de ser de advertencia.

“Es una negligencia de las autoridades de salud seguir manteniendo un etiquetado que no cumple su función principal: informar a la población mexicana”, señaló Alejandro Calvillo, director de la organización El Poder del Consumidor a Efe.

¿Qué pasará con el amparo de El Poder del Consumidor?

La SCJN turnó la elaboración de un nuevo proyecto a la ministra Margarita Ramos. Deberá presentarse en una fecha no establecida aún, para que pueda validarse de nuevo la validez del amparo.

“Se va a generar un nuevo proyecto y a partir de eso podremos saber las razones por las cuales no consideraron este proyecto, como la sentencia definitiva”, explicó Javier Zúñiga, abogado de El Poder del Consumidor, al salir de la discusión que se llevó a cabo en la Segunda Sala de SCJN. (THE HUFFINGTON POST)

 

Comments are closed.