Crisis por brote de sarampión

En el primer semestre del año, el viejo continente reportó 41 mil casos, el doble que en todo 2017. En el nuestro, van dos mil 472

El virus del sarampión, considerado altamente contagioso y grave, ha resurgido con fuerza en Europa y América; la migración y los movimientos antivacunas son señalados como las principales causas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), compartió El Heraldo de México.

En Europa, en los primeros seis meses de este año, se han reportado 41 mil contagios y 37 decesos, la cifra es casi el doble de todo 2017, año en el que se registraron 21,315 casos y 35 muertes.

De los 41 mil enfermos reportados la primera mitad de 2018, más de la mitad están en un solo país: Ucrania, con 23 mil casos.

Otros seis países de la región han tenido más de mil contagios, se trata de Francia, Georgia, Grecia, Italia, Rusia y Serbia.

Para la doctora Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS para Europa, el continente está viviendo un aumento “dramático” del sarampión.

Las autoridades sanitarias europeas han alertado de la baja cobertura de inmunización en algunos países, asociada a los movimientos antivacunas, lo que es considerado un retroceso en la lucha contra la transmisión de enfermedades infecciosas.

Y es que para prevenir un brote, según OMS, es necesario tener una cobertura de vacunación de al menos 95 por ciento, en Europa varia entre 70 y 95 por ciento.

Recientemente, el gobierno de Italia ha presentado una ley que obliga a los padres a vacunar a sus niños contra el sarampión y otras nueve enfermedades. Mientras que Rumania promulgó una medida parecida, que incluye multas para quienes no protejan a sus hijos.

La Unión Europea busca crear un portal con información sobre las vacunas, sus beneficios y su seguridad. Según la Comisión Europea, la vacunación es “la medida de salud pública más poderosa y eficaz que tenemos a nuestra disposición”.

El éxodo de venezolanos que huyen de la crisis económica, escasez de medicinas y falta de servicios básicos como luz y electricidad, representa un foco rojo para la región que reporta brotes de males infecciosos como sarampión y malaria.

De acuerdo con la ONU, 2.3 millones de venezolanos han huido de su país, sus principales destinos son Brasil, Colombia, Perú y Ecuador.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) reportó en julio de este año que durante el primer semestre de 2018 se notificaron dos mil 472 casos confirmados de sarampión en once países de la región de las Américas.

Donde se tienen más contagios son Venezuela (1,613), Brasil (677) y Estados Unidos (91 casos).

La OPS había declarado en 2016 la región de las Américas como libre de transmisión endémica del sarampión; ésta había sido la quinta enfermedad eliminada del continente, después de la viruela, polio, rubéola y rubéola congénita.

En Venezuela —cuyo sistema de salud está colapsado– la falta de vacunas, sumada a la migración han propiciado un brote en los países vecinos.

El primer caso se reportó en la semana 26 de 2017, hasta el mismo periodo de 2018, solo en ese país, se notificaron siete mil 233 contagios y 44 defunciones.

La OPS advierte que la población indígena venezolana es la más vulnerable, en específico los Warao (en la frontera con Guyana), y los Yanomami (que viven en zonas remotas cerca de Brasil).

Para el organismo, ante los flujos migratorios externos (de extranjeros) los gobiernos deben facilitarles el acceso a servicios de vacunación para evitar los brotes.

A nivel mundial el sarampión sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños. (EL HERALDO DE MÉXICO)

 

Comments are closed.