Habrá centro regulador para responder a urgencias médicas

 

La Secretaría de Salud de Coahuila anunció el programa Centros Reguladores de Urgencias Médicas, a través de los cuales la dependencia controlará todos los servicios de este tipo en la entidad, un proyecto que consta de varias etapas de las cuales apenas se inició la contratación del personal.

La diferencia ahora es que las emergencias serán canalizadas por radio directamente por médicos instalados en los Centros de Control, Cómputo, Comunicación y Comando (C4) a través de la línea 911, iniciando con Saltillo y Torreón. Una segunda etapa contempla Piedras Negras y Monclova y así hasta cubrir las 8 jurisdicciones sanitarias con que cuenta la entidad.

Con ello, desde el momento mismo de ingresar la llamada para apoyo, se podrá administrar la emergencia al conocer desde un principio la necesidad del paciente para que la primera opción sea un hospital público que pueda proporcionar la atención que se requiera, ello dado que anteriormente la primera opción era el hospital más cercano, pese a que no contara con los elementos técnicos que resolvieran la urgencia o se tratara de un nosocomio privado que probablemente la familia no pudiera pagar.

Erick Varela, Subsecretario del Sistema de Atención Médica de Urgencias, explicó: «una vez que recuperes tu conciencia y la emergencia se haya resuelto la Secretaría de Salud hará la transferencia al hospital que se requiera”; en caso contrario, si el paciente no cuenta con IMSS o ISSSTE, pero es llevado a estos hospitales, de acuerdo al médico ya se logró que ambas instancias garanticen la atención de urgencia y una vez hecha la estabilización, también procedan a la canalización.

Dijo que los primeros respondientes siguen siendo las corporaciones como Cruz Roja, pero ahora será la Secretaría quien administre esta respuesta; respecto a la demanda de atención que esto significaría para los hospitales públicos, indicó que de las llamadas al 911 sólo entre diez y 15 por ciento son médicas, y de ellas el 70 por ciento no usará un servicio de hospital.

“Se nos saturan los servicios porque para todo pedimos ambulancia y la mayoría no la requiere, y con una asesoría médica a distancia se puede controlar la situación; estos médicos lo que harán es disminuir este flujo continuo a los servicios de urgencia, priorizar aquéllos que sí requieren ambulancia y garantizar que los pacientes no sean rechazados en los hospitales”, expuso.

En total se contratarán diez médicos, además de licenciados en enfermería que significan 70 por ciento del total y tres técnicos en emergencias; cabe mencionar que se realizó un filtro y de 60 personas asistentes y de ella se escogió a 20.

Varela explicó que además se solicitaron 40 unidades de ambulancia a la Secretaría de Salud Federal, equipadas específicamente para emergencias, 34 serán avanzadas y seis de terapia intensiva, lo que se espera complementar en una segunda etapa, a la que seguirá una tercera con contratación de personal para operar dichas unidades.

Respecto a la aplicación del recurso, expresó que sólo en sueldos se aplicarían 450 mil pesos mensuales y cada unidad equipada tiene un costo aproximado de más de dos millones de pesos.

Aunque no se tiene una fecha exacta para tener activo todo el programa, el funcionario estatal expresó que por lo pronto se implementará fase por fase, ya que se trata de una colaboración sin precedente con todas las fuerzas de salud en la entidad, tanto públicas como privadas. (ESMERALDA SÁNCHEZ | INFONOR)

 

El periódico con mayor tradición en Saltillo.