Autoridades desmienten muerte de niño inmigrante en detención

Houston.- La información sobre la muerte de un niño en un centro de detención en la ciudad estadounidense de Dilley «es falsa», tuiteó este miércoles la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

La vocera del organismo, Nina Pruneda, declaró, por su parte, que si bien el organismo «está buscando el informe de la muerte, al no tener datos específicos sobre quién murió, por el momento no puede proveer ningún tipo de información al respecto».

Según el informe, un niño detenido en Dilley, en el estado de Texas, murió tras ser puesto en libertad. La noticia fue originalmente publicada en Twitter por un abogado de inmigración el martes por la noche y se hizo viral en las redes sociales.

La ICE tiene tres sedes de detención preventiva de inmigrantes ilegales. La mayor, que puede acoger a unas 2.400 personas, se encuentra en Dilley, una ciudad localizada a 430 kilometros al sudoeste de Houston.

Bajo la política de «Tolerancia Cero hacia la Entrada de Criminales Ilegales» anunciada por el fiscal general Jess Sessions el pasado 6 de abril, los funcionarios del Departamento de Seguridad de Estados Unidos pueden enjuiciar a los inmigrantes ilegales.

El protocolo estadounidense al respecto prohíbe detener a los niños porque no pueden ser acusados como sus padres.

El mes pasado, un juez federal de San Diego, California, ordenó a las autoridades de la frontera estadounidense detener la separación de las familias indocumentadas que cruzan a Estados Unidos desde México. A su vez, pidió su reunificación dentro de los 30 días luego de su detención. (XINHUA)