DE BUENA FUENTE

ULISES SALAS

De prestado a millonetas

Con lo poco que anunció de lo que será su gobierno, el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador ya superó los realizado en los sexenios de los panistas Vicente Fox, y Felipe Calderón, en materia de combate a la corrupción y ahorro financiero.

El retiro de las pensiones, la reducción salarial, y el adelgazamiento de la burocracia son acciones bien vistas por la ciudadanía, y ahora solo falta que eso se mantenga durante todo el sexenio del Peje.

En la historia política reciente de Coahuila, hubo un gobernador que a su llegada al poder impuso  también fuertes restricciones financieras para evitar la bancarrota del Estado.

Ejemplo de honradez, analizaba con puntualidad contratos y pagos realizados por el tesorero Lito Ramos, y ante cualquier duda lo mandaba llamar para pedir explicaciones.

El importante político vivía escrupulosamente de su salario como funcionario estatal, pero un día se le atravesó un grave problema económico para la inscripción de sus hijos en el colegio.

Casi 800 mil pesos, era lo que el funcionario coahuilense debería de pagar, a fin de lograr garantizar el estudio de sus vástagos, y no contaba con el recurso, por lo que decidió comentarlo con uno de sus amigos y colaboradores cercanos.

Tras unos segundos de reflexión, y cuidando el tono de su voz para no hacer sentir mal al gobernante, el amigo le dijo que no se preocupará más, que le iba a prestar el dinero, y que el pago lo hiciera conforme pudiera.

A partir de ahí, todo cambio, y el gobernador fue convencido con rapidez de que no era necesario que pidiera prestado, pues bastaba con que autorizara para que desde Finanzas le abrieran una cuenta secreta para ese y otro tipo de gastos.

Casi el término de su gestión, y antes de irse a la CDMX, el importante personaje  se reunió en petit comité, con sus ya millonarios colaboradores y  festejó la conclusión de la administración con un lapidario comentario:

-En política existen dos promesas que siempre serán falsas: Me preparé toda mi vida para gobernar, y no necesito robar al erario público.

Por el bien de México, ojala que el Peje no requiera pedir prestado dinero a algún buen amigo.

Virreyes…

El tema de Reyes Flores Hurtado, y su alta responsabilidad como súper coordinador de las delegaciones federales, comienza a poner gustosos a varios oscuros personajes comarcanos.

Y es que Reyes pude acogerse a la famosa frase de su jefe Armando Guadiana Tijerina, de que “honrao, honrao no soy”.

Desde la hermana República de Arteaga, comienzan a aflorar temas y cosas, por cierto sin mucha gravedad, del vivaz comportamiento de Flores Hurtado.

Aunque puede que a lo mejor sean intrigas de sus enemigos políticos, descontentos con la suerte del súper delegado.

Mmm, en RCG, antiguamente reporteros, conductores y periodistas, rechazaban salir de vacaciones, pues comúnmente a su regreso, los esperaba el finiquito y unas sentidas gracias.

No falla: el sustituto vacacional se quedá con el puesto.

Ese temor puede ser que ahora sientan los funcionarios de primer, segundo y tercer nivel, en el gobierno estatal, ahora que salen de asueto.