LA CONAGO CON LÓPEZ OBRADOR

 JOSÉ VEGA BAUTISTA

En el contexto de una presidencia de la República encabezada por primera vez por un Presidente emanado de un partido de oposición al Partido Revolucionario Institucional, se da el primer antecedente de la CONAGO en la Reunión de Gobernadores en Mazatlán, Sinaloa, el 10 de agosto de 2001 a la que asistieron veinte gobernadores. Y ya como tal, la Conferencia Nacional de Gobernadores se constituye el 13 de julio de 2002 en Cancún, Quintana Roo, con la presencia o representación de todos los gobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), donde se reafirmó la voluntad superior de los estados con el pacto federal. Más adelante, durante la X Reunión Ordinaria de la CONAGO (y VI de Gobernadores del Partido Acción Nacional) celebrada en San Luis Potosí, el 30 de julio de 2003, se integran plenamente los gobernadores de todos los partidos políticos, quienes se manifestaron por establecer una agenda común, de buscar el mejor diálogo posible y juntos fortalecer el pacto federal y trabajar de una manera integral.

La CONAGO, como espacio de deliberación, constituye una dinámica que se caracteriza por cuatro atributos esenciales: Que todos y cada uno de los titulares de los ejecutivos estatales y el jefe de gobierno del Distrito Federal participen de manera voluntaria. Que la dinámica que priva entre los miembros de la CONAGO, se caracteriza por estar sustentada en una relación entre pares. Que todas y cada una de las decisiones de los miembros de la CONAGO se toman por consenso. Que la CONAGO es una instancia que delibera y toma decisiones no vinculantes pero si propositivas, que se sustentan en el compromiso y voluntad política que suscita el encuentro de los titulares de los ejecutivos estatales.

Desde entonces la CONAGO ha sostenido reuniones periódicas con todos los presidentes, La semana pasada, los mexicanos fuimos testigos de la primera reunión entre los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores y el presidente electo,  Andrés Manuel López Obrador, en la que se abordaron temas relevantes, como la seguridad pública, el desarrollo económico, y el combate a la marginación.

El virtual presidente electo definió su encuentro con integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores como una reunión «de respeto y sin controversia, sin reclamos” y destacó que ambas partes trabajarán de forma conjunta y coordinada por el bien del país en la próxima administración. Asimismo, López Obrador adelantó que sostendrán un encuentro más la primera semana de septiembre, en el cual presentarán a la totalidad de los gobernadores la propuesta inicial de desarrollo para el país. Además, destacó la participación de quien será el próximo secretario de Hacienda, Carlos Urzúa Macías, para dejar el compromiso de que no se castigará a los gobiernos estatales retrasándoles la entrega de las participaciones federales. “Se actuará con rectitud, no se utilizarán instrumentos para afectar a adversarios o tomar represalias».

López Obrador informó que pidió a los jefes estatales apoyo para facilitar el proceso de descentralización del gobierno federal, luego de que le solicitaran llevar a cabo la revisión del convenio de coordinación fiscal, a lo que expresó que ha decidido iniciar con muy pocas reformas, pero de fondo, para lograr acreditar al Ejecutivo, por lo que no seguirá la práctica de entrar con un paquete de reformas estructurales. “Con el marco jurídico actual podemos avanzar y lograr el propósito de acabar con la corrupción, con la impunidad, que haya crecimiento económico y que haya bienestar. Sostengo que no tienen que ver mucho el problema de México con las leyes, no hay ninguna que autorice robar”. Además, explicó que, como parte del plan de austeridad, se eliminarán las delegaciones federales: “Me dijeron que había hasta 50. Esto no es posible, tenemos que ahorrar, habrá una sola coordinación del gobierno federal en cada entidad, y, aclaró, no se va a despedir a ningún trabajador de base, o sindicalizado, todo el ajuste se hará con los funcionarios del más alto nivel”.

Por su parte el actual presidente de la CONAGO, Manuel Velasco, señaló: “Los gobernadores del país nos comprometimos con Andrés Manuel López Obrador a ser sus aliados para lograr la cuarta transformación de México”, y “le expresamos con claridad y determinación que en la Conferencia Nacional de Gobernadores tendrá amigos y aliados para hacer realidad la cuarta transformación de México”. Comentó que los gobernadores también se comprometieron a mantener una estrecha coordinación para construir e implementar una nueva estrategia de seguridad pública que devuelva la paz a México, así como sujetarse al plan de austeridad “para abrir una nueva etapa en la vida del país”.

Otro de los acuerdos asumidos con el próximo presidente fue el apoyo en la defensa de los derechos humanos de los migrantes en Estados Unidos y en el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). “En la CONAGO hay entusiasmo y compromiso de respaldar al nuevo gobierno de la República en el proceso de reconciliación nacional, porque entendemos que la lucha no es entre hermanos mexicanos. Los gobernadores y el futuro presidente acordamos caminar como un mismo bloque, entendiendo que lo más importante es la unidad nacional y el bien de la nación”.

A su vez, el Gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, consideró como cordial y positiva la reunión y expresó su tranquilidad al percibir a un próximo presidente que da certeza a los gobiernos locales y que ello se traslada en estabilidad para las inversiones proyectadas en Coahuila.

En la reunión se abordaron también los temas que son relevantes para el nuevo gobierno federal, y en los que se deja en claro que habrá respeto a las entidades, colaboración y trabajo en equipo; además reiteró como temas principales de su gobierno el combate a la corrupción y a la impunidad.

En esta sesión ofreció que en los siguientes días se reunirá su equipo con las diferentes entidades para revisar los temas más relevantes de cada uno, previo a la siguiente reunión que se pactó para el mes de septiembre, en la que presentará López Obrador su plan de gobierno sexenal.

Buen inicio de la relación del futuro presidente con los gobernadores, excelente para el fortalecimiento del pacto federal, la República y para los mexicanos.

 

 

@Pepevegasicilia

[email protected]

 

Autor

El Heraldo de Saltillo
El Heraldo de Saltillo
El periódico con mayor tradición en Saltillo.