López Obrador ganará 108 mil pesos mensuales como presidente

 

El virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este domingo que una vez que asuma la presidencia el 1 de diciembre próximo, ganará 108 mil pesos mensuales como sueldo base, el 40 por ciento de lo que recibe actualmente el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

López Obrador presentó este domingo en rueda de prensa en la casa de transición de gobierno en la capital mexicana, 50 lineamientos para combatir la corrupción y aplicar un plan de austeridad republicana.

“Voy a recibir el 40 por ciento de lo que recibe actualmente el presidente Peña y cumplo con esto con el compromiso de que iba a ganar menos”, afirmó.

El político de izquierda precisó a su vez que ningún otro cargo público percibirá un sueldo mayor que el Ejecutivo.

Entre los puntos destacados de los 50 lineamientos explicó que serán canceladas las pensiones de los ex presidentes, así como bonos especiales a funcionarios.

Se reducirá además la plantilla de funcionarios de alto nivel de confianza en un 70 por ciento y no existirán gastos médicos mayores de altos mandos, para que “el funcionario aprenda a vivir en la justa medianía”.

Aclaró que el ajuste de sueldos de los altos funcionarios públicos es a partir de quienes reciben más de 1 millón de pesos (52.742 dólares), además de que se cancelarán bonos especiales y cajas de ahorro.

“Los trabajadores de base y los sindicalizados van a seguir conservando su trabajo”, dijo López Obrador.

“El ajuste lo vamos a hacer en las altas esferas del gobierno e incluso los que ganan salario mínimo van a ganar más”, precisó.

Comentó que con este ajuste “republicano” se lograría un ahorro de 500 mil millones de pesos.

En lo referente al combate a la corrupción, López Obrador reiteró que los lineamientos presentados este domingo parten de su plan desde el inicio de campaña.

Sostuvo que por primera vez en la historia del país latinoamericano se reformará la Carta Magna para que el presidente de la República pueda ser juzgado por actos de corrupción y delitos electorales.

Se suspenderán además los fueros y privilegios para funcionarios públicos y también “se reformará la ley para considerar delitos graves el tráfico de influencias, corrupción, robo de combustibles y el fraude electoral”.

Al leer el punto 20, el político comentó que se suprimirán las estructuras y programas duplicados como oficialías mayores, oficinas de prensa, oficinas de compras y contralorías, entre otras.

Las mismas se centralizarán en una sola unidad o coordinación dependiente de la secretaría mexicana relacionada a cada caso.

Durante su campaña a la presidencia de México, el abanderado de la coalición “Juntos Haremos Historia” afirmó que vendería la flotilla de aviones y helicópteros de la administración federal, medida que reiteró este domingo.

Explicó incluso que los funcionarios tampoco podrán utilizar servicios privados de transporte, ni se renovará la flotilla vehicular para altos servidores públicos.

Uno de los puntos destacado como importante por el virtual presidente electo, es que la Fiscalía General trabajará bajo el principio liberal de “al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie”.

“Se va a romper el molde de cómo se hacía la política tradicional”, aseveró, además de que las compras gubernamentales y contratos de gobierno se realizarán a través de licitaciones, en ambos casos con la observación de la ciudadanía y de Naciones Unidas (ONU).

Andrés Manuel López Obrador ganó con un amplio margen de votos las elecciones del pasado 1 de julio en México, según ratificó el Instituto Nacional Electoral (INE).

El líder del movimiento político Morena deberá gobernar por seis años a partir del 1 de diciembre venidero, luego de que reciba la constancia de mayoría por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) como presidente electo. (XINHUA)