Se gradúa la generación de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa 

Foto: Twitter @PeriodismoDF

Tixtla.- La generación 2014-2018 de la escuela para formación de maestros rurales de Ayotzinapa, a la que pertenecían 43 jóvenes desaparecidos en México, los recordó este viernes en su ceremonia de graduación.

Los estudiantes, de los cuales todos menos uno llevaban pocos meses en la escuela, desaparecieron la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 tras ser perseguidos por policías y entregados a un cártel de las drogas. Otros tres perdieron la vida.

“Es un momento muy difícil para nosotros”, dijo Cuitláhuac Mondragón, tío de Julio César Mondragón, uno de los fallecidos, en su discurso ante los egresados.

Mondragón gritó una consigna permanente en las manifestaciones que reclaman Justicia, que fue respondida por los presentes en la ceremonia: “¡Porque vivos se los llevaron… vivos los queremos!”.

De los estudiantes, 42 apenas eran de reciente ingreso mientras que el restante cursaba segundo año. Otros tres perdieron la vida en el ataque, mientras que uno está desde entonces en estado vegetativo.

“Hoy egresan 74 jóvenes de Ayotzinapa compañeros de los 43 desaparecidos”, dice un texto publicado junto con el video de la graduación en Facebook. “Con todo lo anterior nos faltan 46 jóvenes que debieron egresar”.

Foto: Twitter @CMileon

Las investigaciones del caso Ayotzinapa no han permitido esclarecer las causas de la persecución que sufrieron ni su destino. Sólo se encontraron e identificaron con certeza fragmentos óseos de uno de los jóvenes.

Los estudiantes habían ido a la ciudad de Iguala, unos 200 kilómetros al sur de Ciudad de México, a apoderarse de autobuses en la terminal para una manifestación.

Esa práctica, generalmente tolerada por las autoridades, era habitual en la escuela, pero en esa ocasión de produjo una feroz persecución que dejó seis personas muertas, tres de ellas estudiantes.

Un grupo de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) afirma que en uno de los autobuses pudo haber un cargamento de droga oculto, sin que ellos lo supieran.

Según investigaciones de las autoridades estadounidenses, desde Iguala se traficaba cocaína hasta Chicago en autobuses de pasajeros. (DPA)