Trump satisfecho aunque aliados de OTAN evitan concretar compromisos

 (Foto: Xinhua/Ye Pingfan)  

Por Ansgar Haase y Helen Maguire

Bruselas.- Tras un fuerte desencuentro, Donald Trump se mostró este jueves satisfecho con las promesas de sus socios de la OTAN para aumentar el gasto en defensa: según el presidente estadounidense, se llegará a niveles “nunca vistos antes”, aunque sus aliados evitaron dar cifras concretas.

“Les hice saber que estaba extremadamente insatisfecho con lo que estaba pasando”, dijo Trump después de que circularan versiones de que había amenazado con actuar unilateralmente si no se cumplían sus exigencias. “Ahora estamos muy felices”, añadió en rueda de prensa, afirmando que ahora la OTAN es “muy poderosa” y “mucho más fuerte que hace dos días”.

La cumbre de la Organización del Tratado del Atlático Norte (OTAN) en Bruselas ha estado marcada por las fuertes críticas de Trump a otros países, sobre todo a Alemania, por no cumplir con el objetivo de elevar el gasto anual en defensa hasta un 2 por ciento de su productor interior bruto (PIB) como tarde en 2024. El miércoles, Trump exigió a sus aliados que cumplan inmediatamente con esa cifra y que se duplique hasta el 4 por ciento.

El presidente estadounidense aseguró que todo el mundo acordó incrementar “sustancialmente” sus compromisos en defensa y que, al final, el objetivo de defensa de la OTAN será “bastante mayor” del 2 por ciento del PIB.

Sus palabras no se vieron sin embargo respaldadas por varios de los líderes de la OTAN: si bien algunos reiteraron su compromiso con el gasto en defensa o dejaron entrever alguna subida, evitaron dar cifras concretas o hablar de grandes aumentos.

Según el presidente francés, Emmanuel Macron, los miembros de la OTAN se “comprometieron a aumentar su gasto” en línea con el acuerdo alcanzado en 2014, es decir, al 2 por ciento del PIB en 2024.

Tras una reunión extraordinaria de los líderes de la OTAN, Trump afirmó que Alemania se comprometió a cumplir con el objetivo del 2 por ciento en 2028 o como tarde en 2030.

Pero Berlín, que actualmente destina a defensa el 1,24 por ciento de su PIB, no confirmó sus palabras. La canciller alemana, Angela Merkel, se limitó a plantear que podría aumentar el gasto en defensa por encima de su promesa de situarlo en un 1,5 por ciento en 2024.

(Foto: Xinhua/Ye Pingfan) 

“A la vista de la discusión (planteada) también por muchos aliados europeos, no sólo de la discusión estadounidense, creo que debemos preguntarnos nuevamente qué más podemos hacer dado el caso”, señaló la canciller.

Trump afirma que Estados Unidos gasta un 4,2 por ciento de su PIB en defensa, aunque los datos actualizados de la OTAN sitúan esa cifra en un 3,5 por ciento. La mayor parte de los 29 países de la OTAN no llega al 2 por ciento, cifra que este año sólo alcanzarán Estados Unidos, Grecia, Reino Unido, Polonia, Rumanía, Lituania, Letonia y Estonia.

Los ataques verbales de Trump comenzaron el martes, primer día de la cumbre, cuando criticó a Alemania por su bajo gasto en defensa y la acusó de estar “bajo control de Rusia” por su acuerdo para la construcción del gasoducto Nord Stream 2.

“Alemania empezó a pagar miles de millones de dólares a Rusia, el país del que quieren protección, para la energía de un nuevo gasoducto de Rusia. ¡No es aceptable!”, continuó este miércoles a primera hora por Twitter, exigiendo que todos los países de la OTAN cumplan su compromiso del 2 por ciento y caminen hacia un 4 por ciento.

Poco después de ese tuit surgían informaciones de que Trump había amenazado con actuar de forma unilateral en defensa si sus socios de la OTAN no cumplían con sus exigencias. No estaba claro lo que querían decir esas amenazas, pero Macron afirmó más tarde que Trump nunca había planteado abandonar la organización.

“En general nunca hablo de lo que pasa entre bastidores, pero el presidente Trump no dijo en ningún momento que planease retirarse de la OTAN, ni en (reuniones) bilaterales ni multilaterales”, quiso dejar claro el presidente galo.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, alabó a Trump por su intento de que los otros países aumentaran su presupuesto en defensa. Desde su llegada a la Casa Blanca, Canadá y los europeos destinaron 41.000 millones de dólares más a ese fin, destacó Stoltenberg.

“Todos los aliados se comprometieron a aumentar esta cifra sustancialmente. Así que estamos progresando como nunca antes, permitiendo que el gasto de Estados Unidos disminuya”, dijo el diplomático noruego, aunque dejo claro que no hubo nuevas promesas, al contrario de lo que sugirió Trump.

“Esperaba discusiones sinceras sobre el reparto de cargas y eso es exactamente lo que tuvimos”, dijo Stoltenberg, para quien fue una “cumbre muy buena” que fortaleció a la OTAN. (DPA)