NOMAS UNA

 BETO MORALES

La Elección 

Nomás una vez voy a hablar sobre la elección del 1 de julio. Un día que formara parte de las páginas de la historia mexicana sea cual sea el desenlace de la decisión que ha tomado el país.

Más de la mitad de los mexicanos que pueden votar eligieron como presidente a Andrés Manuel López Obrador, así como también diputados federales, senadores, gobernadores y alcaldes.

Sin duda fue una elección civilizada en calma, ni un solo incidente grave, ni un solo altercado con el crimen organizado, algo que como se dice, “haiga sido como haiga sido”, es de hacerlo notar, puesto que en los últimos años el mismo crimen organizado o narco había estado involucrado de manera directa a la luz en elecciones.

Una participación ciudadana histórica. Existen muchas teorías según los politólogos sobre lo ocurrido; tales como que si Morena es el nuevo PRI, que todo era un plan preparado desde hace años en el que se fue fortaleciendo la imagen de un personaje de esperanza para el país para darle un “supuesto” verdadero cambio, cuando se dice es de los mismos, el origen nunca se olvida.

Aunque la realidad, mi opinión es distinta. En todos los ámbitos y niveles estamos hartos de la política, ya llenamos de la manera tan burda en que se quiere tratar a quienes no están dentro de la misma.

El hartazgo llegó a tal grado que las traiciones se hicieron notar en todo el país, las estructuras fallaron o actuaron por si solas. Puesto que la gente se canso del político que usa el famoso lema “prometer hasta meter… ya metido chingue su madre lo prometido”.

El olvidarse de quienes te llevan a una curul, a dirigir una alcaldía o  una gubernatura, puede salir muy caro como ahora ocurrió.

Más del 50% de los votos a favor de Morena, de López Obrador y todos sus diputados, senadores, alcaldes, gobernadores. El mensaje es claro y contundente: quien no lo entienda está mal, y quien no conoce y analiza su historia esta destinado a repetirla

Nomás una vez la gente realmente ha salido a votar y nomas una vez hemos tenido un proceso electoral ejemplar tranquilo, limpio, único e histórico, diría Jericó Abramo, quien se quedo en la rayita para la senaduría, pese a que realizó una de las mejores campañas que he visto; mas entusiasta, innovadora y sobre todo entregado a su campaña. No le alcanzo para el senado, pero sin duda será una pieza importante en el priismo coahuilense.

Y ya que entramos en Coahuila, el que nomás una oportunidad más tenia era Guillermo Anaya, que prácticamente se va al olvido tras su segunda derrota consecutiva. ¿Dejara el camino a nuevos cuadros, o se aferrara y será el Peje de Coahuila?

El PAN en el estado deberá reestructurarse, renovarse, reinventarse.

Y para ello, quienes pretendan hacerlo antes de destronar a quienes están apoderados de ese partido, tendrán que ponerse de acuerdo, hacer las cosas distintas. Repito, ponerse de acuerdo, cosa que nunca han logrado en el PAN Coahuila, pues cada quien jala agua pa’ su molino, sin realmente saber trabajar en equipo y los números hablan por si solos. ¡¡¡Más de 100,000 votos perdidos en un año!!! Un año desde la elección de gobernador y se perdieron ya 100,000 votos panistas, y ¿a dónde se fueron esos votos?
Sin duda a Morena, donde aunado a la ola de López Obrador no se puede negar que el abanderado principal de Morena en el estado, Armando Guadiana, se encargó de hacer un buen trabajo, tanto así que casi se triplica la votación de Morena del 2017 al pasado domingo.

¿Y el PRI donde queda? se han de preguntar.

A nivel nacional sufrió un gran pero muy gran descalabro, una tarea importante la de renovarse o morir, pero una verdadera renovación desde las entrañas. Mientras tanto, en Coahuila una vez mas han demostrado ser realmente el PRI mas fuerte de México, se ganaron solo 2 diputaciones federales de mayoría, el senado se quedo en la raya aunque Verónica Martínez sin sudar tantito se va sentar de senadora por Coahuila; 18 alcaldías perdiendo algunas que les duelen pero que no dejaran de seguir peleando. 9 mil votos perdieron el PRI en Coahuila, si 9 mil votos en comparación al 2017 es todo lo que el PRI perdió en Coahuila, un priismo unido, un priismo en Saltillo sanado, reestructurado y que no veo por donde lo puedan frenar.

Sin duda una elección que ha quedado para los libros de la historia de nuestro país, y ahora habrá que esperar a ver el desarrollo de todos los actores políticos que se han levantado con el triunfo, y Andrés Manuel, que hoy es el virtual presidente electo, tal como su slogan de campaña: “la esperanza de México”.

Esperanza es que sea como dice, será el presidente más importante en la historia de México, que transforme a México en su cuarta transformación como lo dice él mismo. Si es así, será reconocido y por supuesto recordado en la historia mexicana; y si no también, puesto que será recordado por lo que muchos temen: el extremismo, el despedazar México, tantito más de lo que ya está. Darle el tiro de gracia.

Guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes que de ella emanen y desempeñar el cargo que le será conferido, y si no lo hiciera que la Nación, la historia y las nuevas generaciones se lo demanden.

 

Twitter:           @betomorales_

Facebook:       Beto Morales

Mail:               beto_mol@hotmail.com

Comments are closed.