Tribunal Supremo de Estados Unidos avala el veto migratorio de Trump 

(Xinhua/Chip Somodevilla/CNP/ZUMAPRESS)

Washington.– El Tribunal Supremo de Estados Unidos decidió este martes mantener la prohibición de entrada a personas de varios países de mayoría musulmana, así como de Venezuela y de Corea del Norte impuesta por el presidente Donald Trump.

El Tribunal Supremo votó a favor de mantener la medida por 5 votos frente a 4. Trump consideró que es una “tremenda victoria para el pueblo estadounidense y la Constitución” y una “reivindicación” de sus políticas migratorias.

“Esta resolución también es un momento de profunda reivindicación después de meses de comentarios histéricos de los medios y de políticos demócratas que se niegan a hacer lo necesario para garantizar la seguridad de nuestras fronteras y nuestro país”, dijo en un comunicado.

Estados Unidos debe vetar de forma apropiada la llegada de personas “en esta era de terrorismo mundial y movimientos extremistas propensos a dañar a civiles inocentes”, añadió.

La orden ejecutiva dictada en septiembre impone prohibiciones parciales de entrada en Estados Unidos a personas de Irán, Libia, Siria, Yemen, Corea del Norte y Venezuela, alegando que los Gobiernos de esos países no cooperan de forma adecuada a la hora de compartir información con Estados Unidos.

En el caso ante el Supremo estaba por un lado el Gobierno de Trump y por otro el estado de Hawái y varios demandantes más. Estos dudaban de la constitucionalidad de la medida y le acusaban de haberse extralimitado en sus competencias.

En su demanda recurrieron a declaraciones en contra de los musulmanes hechas por Trump durante su campaña electoral, cuando pidió “un bloqueo completo en Estados Unidos para los musulmanes” y argumentaron discriminación por motivos de religión.

El Gobierno, sin embargo, defendía que el presidente tiene amplias competencias en política migratoria y que este veto migratorio era legal y razonable. Alegaba también que se basaba en la seguridad nacional, no en la religión.

El Supremo determinó ahora que Trump tiene autoridad para dictar esa medida según la ley migratoria estadounidense. El caso abordaba la versión más reciente del veto gubernamental, emitido en septiembre.

Trump publicó un primer veto migratorio para varios países de mayoría musulmana sólo una semana después de llegar a la Casa Blanca, el 20 de enero de 2017. Su decisión generó indignación en todo el mundo, se produjeron escenas caóticas en muchos aeropuertos y grandes protestas.

Un juez paralizó el decreto de Trump temporalmente y en los meses siguientes se vivió un tira y afloja en los tribunales. El Gobierno de Trump modificó el veto migratorio en varias ocasiones pero los tribunales volvieron a suspenderlo.

El pasado diciembre el Tribunal Supremo permitió finalmente la entrada en vigor de la última versión, elaborada en septiembre. Ese veto afectaba a Irán, Libia, Somalia, Siria, Yemen y Chad, aunque este último fue eliminado de la lista posteriormente. También se impusieron limitaciones a Corea del Norte y Venezuela. (DPA)