Consideran “letra muerta” la Ley de Equilibrio Ecológico

Monclova, Coah.- A 21 años de promulgada, la Ley del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente de Coahuila es “letra muerta” porque los municipios no promueven la conciencia ecológica para evitar el deterioro ambiental, destacó Alfonso Martínez Guerra, ex presidente de Comepa.

Pese a las acciones del Consejo Metropolitano de Protección al Ambiente (Comepa) no tienen el respaldo de las autoridades municipales para mantener una campaña permanente de promoción al cuidado del medio ambiente.

Recordó que hace 20 años, siendo él diputado federal, se creó la Ley General de Equilibrio Ecológico, que hoy no se cumple por los municipios, que tienen la responsabilidad de tomar el articulado y realizar campañas de concientización sobre el cuidado del medio ambiente en todos los aspectos.

Consideró que la determinación del Congreso del Estado de prohibir el uso de popotes es un absurdo, porque más que eso es educar, pues no es quitarle a la gente sino enseñar, con conciencia de que eso no se debe tirar en cualquier parte.

“Es un absurdo porque sería como prohibir los botellines de agua y los refrescos y cervezas”, dijo, “creo que el objetivo ecologista mundial debe ser dirigido hacia la cultura de la gente, hacia la educación ambiental, hacia la conciencia de la gente de que todos debemos colaborar para que podamos disminuir los efectos del cambio climático y todos los efectos que afectan contra las especies animales en vías de extinción”.

El marco legal ya está en la Ley General de Equilibrio Ecológico, la cual es una ley moderna, pues se copiaron modelos de Alemania e Inglaterra, pero no se aplica ni se hace promoción de ella.

Recordó que en 1997 se hizo la ley y hoy los alcaldes no se enteran, cuando los municipios tienen la tarea principal de aplicar el articulado de la ley haciendo campañas de promoción de la misma y establecer programas donde creen en la gente la conciencia ecológica.

“Creo que el objetivo ecologista mundial debe ser dirigido hacia la cultura de la gente, hacia la educación ambiental, hacia la conciencia de la gente de que todos debemos colaborar para que podamos disminuir los efectos del cambio climático y todos los efectos que afectan contra las especies animales en vías de extinción”, afirmó.

Comepa ha hecho su labor, afirmó, pero desanima que las autoridades municipales no tienen interés en el tema ecológico ni toman en cuenta a asociaciones que están trabajando a favor del medio ambiente.

Hace falta que los municipios tomen la bandera de la ecología y apoyen a los ciudadanos que quieren colaborar, pero la realidad es que permiten la contaminación en todos los aspectos, basta acudir a la Zona Centro y en las colonias para darse cuenta de la contaminación por ruido, por los negocios y los templos que su sonido rebasa los 65 decibeles que soporta el humano, señaló. (INFONOR)