Trump quiere retrasar votación migratoria hasta después de elecciones

Foto: Michael Brochstein/Zuma Press/dpa

Washington.- El presidente estadounidense, Donald Trump, recomendó este viernes a su Partido Republicano que posponga hasta después de las elecciones parlamentarias de noviembre la iniciativa para sacar adelante una nueva ley migratoria, en medio de la polémica desatada por la separación de menores migrantes de sus padres.

“Los republicanos deberían dejar de perder el tiempo en inmigración hasta después de que elijamos más senadores y congresistas (en las elecciones de medio término) en noviembre”, tuitéo Trump. “Los demócratas sólo están jugando, no tienen intención de hacer nada para solucionar este problema de hace décadas”, añadió.

Según Trump, ahora no hay posibilidades de lograr que el Senado apruebe una ley migratoria, ya que no es suficiente con la mayoría simple republicana de 51 senadores de un total de 100.

“Incluso si consiguiésemos el 100 por ciento de los votos republicanos en el Senado, necesitaríamos 10 votos demócratas para conseguir la tan necesaria ley de inmigración”, escribió en otro tuit. “Los demócratas son obstruccionistas que no darán votos por razones políticas y porque no les preocupa el crimen que llega desde la frontera”, agregó.

El mandatario pidió que en noviembre se elijan más congresistas republicanos para “aprobar las mejores, más justas y más amplias leyes migratorias del mundo”. “Ahora tenemos la más estúpida y la peor”, dijo.

Las declaraciones de Trump llegan después de que el jueves fracasase en la Cámara de Representantes una ley de línea dura sobre esta cuestión.

La ley -que hubiera restringido la migración ilegal y hubiera hecho extremadamente difícil la naturalización a futuro de inmigrantes que llegaron siendo niños al país-, fue rechazada por 231 diputados frente a 193. En total, 41 republicanos se opusieron a la propuesta del ala más derechista del partido gobernante.

En los últimos días Trump recibió numerosas críticas por su medida de separar a familias de indocumentados en la frontera con México, tras duras imágenes de niños llorando tras ser separados de sus padres. El miércoles, puso fin a esa práctica con un decreto, pero se trata de una solución provisoria.

El decreto permite que los niños permanezcan con los padres detenidos, quedando todos bajo custodia del Departamento de Seguridad Nacional. Es decir, los niños permanecerán encerrados con sus padres.

Trump volvió este viernes a la carga asegurando que hay que “mantener una frontera fuerte en el sur”. “No podemos permitir que nuestro país sea invadido por inmigrantes ilegales, mientras los demócratas cuentan historias hipócritas de tristeza y dolor, esperando que eso los ayude en las elecciones”, dijo en Twitter. “Obama y otros tenían las mismas imágenes y no hicieron nada al respecto”, añadió.

El presidente estadounidense arremetió también de nuevo contra las leyes migratorias de México, país a través del que llega la mayor parte de migrantes.

“El 80 por ciento de las exportaciones de México vienen a Estados Unidos. Dependen totalmente de nosotros, lo que me parece bien. Pero sin embargo no tienen leyes de inmigración muy duras (…) Hablaremos con México”, tuiteó. (DPA)