Melania Trump visita centro de acogida de niños migrantes en Texas 

Foto: Flickr White House

Washington.- La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, visitó este jueves en el estado de Texas un centro de acogida de niños migrantes que han sido separados de sus padres al cruzar la frontera con México.

La esposa del presidente habló sobre el estado de salud de los niños y las condiciones en los que son albergados con personal del centro en el pueblo de frontera de McAllen y les agradeció por “su duro trabajo y compasión”.

La primera dama, de 48 años, afirmó que el objetivo debía ser reunir a los menores cuanto antes con sus familias y dijo que ella misma contribuirá lo más que pueda a que esto sea así, indicó la Casa Blanca.

En el centro que visitó hay 55 niños de entre 5 y 17 años de Honduras y El Salvador. Sólo seis de estos niños fueron separados de sus padres migrantes. El resto llegó como menores no acompañados. Más tarde, la primera dama prevé visitar otro centro.

Según indicó el miércoles CNN, Melania Trump pudo haber influido en su marido en la decisión de dar marcha atrás en la política de separación de familias de migrantes ilegales en la frontera sur.

Pocos días antes, su directora de Comunicación, Stephanie Grisham, había afirmado: “La señora Trump odia ver a los niños separados de sus familias y espera que las dos partes (en el Congreso) puedan finalmente ponerse de acuerdo para lograr una reforma migratoria exitosa”. Y añadió: “Ella cree que debemos ser un país que sigue todas las leyes, pero también un país que gobierna con corazón”, añadió.

De esta forma, Melania Trump se sumó a las otras cuatro primeras damas con vida en Estados Unidos (Michelle Obama, Laura Bush, Hillary Clinton y Rosalynn Carter) en las críticas a la política de separación de niños de sus familias.

Debido a la intensa presión desde dentro y fuera del país, el presidente Trump firmó este miércoles un decreto para poner fin a la separación de familias de indocumentados en la frontera con México. De todas formas, mantuvo la política de perseguir por la vía criminal a todo el que entre ilegalmente.

La visita de Melania Trump a la frontera con México estaba prevista antes de que el mandatario firmara el decreto este miércoles. Lo que hace el decreto es permitir que los niños permanezcan con los padres detenidos, quedando todos bajo custodia del Departamento de Seguridad Nacional. Es decir, los niños permanecerán encerrados con sus padres.

Cerca de 2.300 menores -según cifras oficiales- fueron separados desde el 19 de abril de sus progenitores, procesados estos con cargos criminales y enviados a centros carcelarios.

La mayoría de quienes cruzan ilegalmente la frontera sur de Estados Unidos son inmigrantes de El Salvador, Honduras y Guatemala, los países del violento Triángulo Norte centroamericano.

Las imágenes de niños en jaulas dentro de grandes instalaciones y una grabación en la que se oye llorar desconsoladamente a pequeños que acaban de ser separados de sus padres generaron una ola de indignación y protesta tanto en Estados Unidos como en el extranjero.

La situación actual se ha generado con un cambio de política que anunció el fiscal general del Estado, el ultraconservador Jeff Sessions. Hasta ahora, a los indocumentados detenidos se les imputaban por lo general cargos civiles.

Pero Sessions ordenó que todos los detenidos tras entrar en el país ilegalmente fueran procesados “al cien por ciento” con cargos criminales, y eso es lo que llevaba a que les quitaran a los niños al mandarlos a un centro penitenciario. (DPA)