CAPITALES

FRANCISCO TREVIÑO AGUIRRE

EL CONOCIMIENTO ES PODER

Cuando decidimos pasar de los discos de acetato al compact disc era un modelo de sustitución de tecnología (del diamante al láser), hoy el pasar de compact disc a cualquier plataforma de música en línea es un cambio en el modelo de negocios. ¿Qué fue lo que cambio? Darle al cliente exactamente lo que necesita. Decía Sir Francis Bacon “El conocimiento es poder” y en esta era donde el único constante es el cambio, no hay nada más cercano a la realidad. La revolución del conocimiento se denomina de esta manera porque se están transformando las condiciones de vida y la sociedad. Hoy en día, los consumidores tenemos el poder de adquirir exactamente lo que queremos. Por ejemplo, el sector industrial requiere profesionistas y técnicos con capacidades muy específicas para desarrollar cierta actividad, de ahí que las actuales carreras profesionales como mecatrónica, biotecnología, nanotecnología, recursos naturales y medio ambiente y energías renovables entre otras, se encuentran desplazando a las profesiones tradicionales que si bien no desaparecerán en el corto tiempo, tendrán que sufrir cambios para adecuarlas a tener un visión de futuro para el sector laboral. Por lo anterior, esto lleva a que la sociedad tenga una visión más innovadora en la aplicación del conocimiento y más conservadora en el uso de los recursos naturales. La revolución del conocimiento hace énfasis precisamente a utilizar toda la información que nosotros mismos estamos generando a través de nuestras compras, de los lugares que frecuentamos o de los gustos que tenemos. Otro ejemplo sencillo: hace tiempo por cuestiones de trabajo viajaba regularmente a la Ciudad de México. El hotel donde me hospeda tenía en la habitación una canasta con golosinas y botanas, que obviamente, cargaban a la cuenta si se consumían. De esos productos, había uno que era el único que me comía, después de la tercera visita, la canasta en mi habitación solo contenía esa golosina que por supuesto me terminaba comiendo todas las piezas. En el mundo digital lo mismo sucede al navegar por internet, donde se van creando referencias de las páginas que visitamos con mayor frecuencia ya sea para buscar algún restaurante, un destino turístico para visitar o inclusive productos o servicios. Hoy por hoy el concepto de internet de las cosas tomar cada vez mayor fuerza. Este concepto hace referencia a que todas las cosas se encuentran interconectadas a llamada red de redes y en tiempo real se pueda determinar situaciones tales como que los tenis que utilizamos para hacer ejercicio, registren en la nube las estadísticas de los tiempos y la distancia que se recorren, o bien, ¿que su cepillo de dientes pudiera darle a conocer si tiene alguna caries o algún tipo de enfermedad y que este mismo agendara una cita con su dentista? Si bien esta situación se antoja algo fuera de la realidad actual, no estamos muy lejos de que empiecen a suceder situaciones que podamos percibir como de una película de ciencia ficción. Continuamente estamos generando información, y eso, para la industria del consumo conocimiento que da poder.

Twitter: @pacotrevinoa

email: [email protected]