Activistas por la paz llegan a Kabul tras caminar más de 700 km

 Foto: Mohammad Jawad/dpa 

 

Kabul.- Un grupo de activistas por la paz en Afganistán llegó este lunes a Kabul tras recorrer a pie más de 700 kilómetros, en una marcha que ha tenido un gran eco en el convulso país.

Los hombres cantaban “queremos paz” a su llegada a la capital. Los residentes saludaban y entregaban comida y agua a los caminantes, que han estado casi 40 días andando desde que salieron de la provincia de Helmand, una región en el sur que es escenario de fuertes combates y que en un 90 por ciento está bajo control de los talibanes.

En una mezquita de Kabul descansaron los caminantes y la organización humanitaria de la Media Luna Roja asistió a los que estaban desnutridos y agotados. Muchos iban con vendajes en los pies.

“Esta caminata no es nada en comparación con el dolor que cada afgano tiene que sufrir a diario” debido a la interminable guerra, dijo a dpa Abdul Malik Hamdard, uno de los miembros de la marcha por la paz y residente del distrito de Geresk, en Helmand.

El detonante de esta iniciativa fue un atentado en marzo pasado cuando un vehículo con explosivos estalló delante un estadio deportivo en Helmand matando a 20 personas. Los caminantes, que emprendieron la marcha por la convulsa región a pesar de las altas temperaturas y del Ramadán, el mes sagrado del ayuno de los musulmanes, se han ganado el respeto de numerosos afganos.

A lo largo del camino se fueron sumando participantes y el grupo inicial de diez personas acabó siendo de varias decenas. Piden la paz entre los talibanes, integristas islámicos, y el Gobierno. Entre los activistas hay profesores, gente que se dedica al campo o que tiene un negocio, según ellos mismos han señalado.

“En todos los pueblos y distritos por los que hemos pasado hemos hablado con la gente y todo lo que queremos, todo lo que los afganos quieren es paz. Estamos cansados de la guerra. Estamos cansados del derramamiento de sangre”, dijo Wahid Jar Salamsoi.

Foto: Mohammad Jawad/dpa 

Hamdard agregó: “He perdido a dos hermanos en esta guerra. A diario somos testigos de más asesinatos. Si este conflicto se pudiera solucionar con armas, ya se habría solucionado. Pero llevamos ya 17 años y no cesa”.

Los activistas se quedarán unos días en Kabul para defender el alto el fuego y las negociaciones de paz, pero están dispuestos a seguir, si con eso no se consigue nada, dijo Salamsoi.

La tarde del domingo concluyó un alto el fuego de tres días decretado por los talibanes. Millones de afganos acogieron con una gran alegría la breve paz. Por su parte, el presidente Ashraf Ghani prolongó el alto el fuego que había decretado el 12 de junio y que acabaría el próximo miércoles. Sin embargo, los talibanes dijeron el domingo que continuarían con la lucha armada. (DPA)