Por fin desembarcan en España los 630 inmigrantes varados

VALENCIA. Los tres barcos con los 630 inmigrantes (130 de ellos menores) rescatados por el buque humanitario Aquarius en el Mediterráneo central llegaron este domingo al puerto de Valencia (este de España), donde son atendidos por 2 mil 300 profesionales de varias especialidades, compartió Excelsior.

Primero atracó la patrullera de la guardia costera italiana Dattilo, con 274 personas; después el propio Aquarius, de la ONG francesa SOS Mediterranèe (106); y finalmente llegó el barco de la Marina italiana Orione (250), tras ocho días de travesía.

El Gobierno español les ofrece un permiso de estancia de 45 días en su territorio, tras determinar que se trata de una entrada extraordinaria por razones humanitarias, dijo a la prensa un responsable de la Comisaría de Extranjería de la Policía española.

Tras ese periodo tendrían que regularizar su situación, bien pidiendo asilo o bien pidiendo la residencia, según lo que establezca la ley española de extranjería.

Entre cánticos y sonrisas empezaron a llegar los primeros inmigrantes de la flotilla, con la patrullera Dattilo a la cabeza, que entró en la bocana del puerto de la ciudad española de Mediterráneo a las 6.30 horas de este domingo (4.30 GMT) ante la expectación de numerosos medios de comunicación.

Personal de sanidad exterior subió a la embarcación para una primera clasificación de los 182 hombres, 32 mujeres y 60 menores no acompañados, tras lo cual comenzó el desembarco por grupos, según el protocolo de la operación “Esperanza del Mediterráneo”

El personal médico que los atendió detectó un mayor número de patologías que las esperadas, aunque en general son leves y causadas por los días de hacinamiento, escoriaciones, quemaduras por el contacto del fuel de las embarcaciones con el agua del mar y malestar en general.

Las mujeres embarazadas y menores con patologías fueron enviados a hospitales; y el resto, a un centro en la localidad valenciana de Cheste.

Cuatro horas después entró en el puerto el Aquarius, con 106 inmigrantes: 51 mujeres, 45 hombres y diez menores de edad.

Los voluntarios que los esperaban en el muelle de atraque se emocionaron al escuchar los cánticos, saludos y aplausos desde la cubierta del barco, donde viajaban seis mujeres embarazadas, una decena de niños y una veintena de personas con quemaduras.

La llegada de los inmigrantes se completó con el Orione, que entró en el puerto en torno a las 13:00 horas (11.00 GMT) con 228 hombres y 22 menores de edad no acompañados a bordo. (EXCELSIOR)