Iván Veloz, un coahuilense de talla mundial

0
552

 

Tres veces ha estado en el podio en otros tantos mundiales de gimnasia

Pocos han sido los mexicanos a lo largo de la historia que han sobresalido en Gimnasia a nivel mundial, pero desde hace algunos años un coahuilense ha subido al podio de manera constante en competencias internacionales y mundiales.

Desde sus primeras presentaciones, el oriundo de Parras de la Fuente, pero saltillense por adopción desde hace unos 18 años, Ivan Josefath Veloz, ha sorprendido a propios y extraños con sus habilidades en la duela de la Gimnasia Aeróbica.

Las medallas que ha acumulado son demasiadas, desde campeonatos nacionales, panamericanos, internacionales y mundiales, la última medalla que obtuvo fue un bronce en el Mundial de Gimnasia, convirtiéndose en un participante histórico en esta competencia, pues es el tercer gimnasta en el mundo, en la historia del Mundial, en subirse al podio en tres ocasiones consecutivas, sumando una medalla de oro y dos de bronce.

Pero cada año Iván Veloz ha logrado importantes triunfos para el país en esta disciplina, en este 2018, por ejemplo, se colgó la presea aurea en el Slovak Aerobic Open, en Eslovaquia, e hizo lo mismo en el Abierto Internacional de Gimnasia Aeróbica que se realizó en Francia.

Solo basta ‘googlear’ su nombre para darse cuenta de todos los triunfos que ha tenido el saltillense en sus competencias.

Pero Iván ha sido un diamante que ha tenido que ser pulido cuidadosamente. Es su entrenadora, Martha Rodríguez Leyva, del gimnasio ESGA, quien se ha encargado de ello desde que Veloz llegó a Saltillo.

La originaria de Monterrey ha sido entrenadora de varios atletas que han alcanzado lugares importantes a nivel mundial, y el equipo de gimnasia de la Universidad Autónoma de Coahuila, bajo su mando, ha sido el que más medallas se traído en competencias universitarias.

Martha Rodríguez revela que cuando Iván Veloz llegó era un pequeño niño, desde entonces se ganó el mote de “Ivancito”, como hasta la fecha se refieren al joven de 27 años, y lloraba cuando entrenaba entre los adultos por sentirse presionado.

Ahora, años después, Iván se ha convertido en uno de los mejores en el orbe.

En Parras inició a los 4 años, su mamá se dio cuenta de las capacidades de su hijo y lo llevó a una escuela de aquel lugar para hacer gimnasia artística, luego, cuando se mudaron a Saltillo y entró a primaria, fue su maestra de Educación Física quien observó lo talentoso que era, pues hacía cosas que para los demás niños eran difíciles. Así que un día lo citó en el Estadio Olímpico y le presentó a quien se convertiría en su mentora hasta la fecha: Martha Rodríguez.

La trayectoria de Iván Veloz es ya de 21 años (considerando que inició a los 4 años y tuvo que parar 2 años por lesiones), desde que era un juvenil en el 2013 y comenzó participando en nacionales.

En Universiadas siempre impuso marca desde que comenzó a participar, nunca bajó del podio representando a la Universidad Autónoma de Coahuila de donde egresó de la Facultad de Sistemas.

La Gimnasia que Veloz practica no es la olímpica, en la que se utilizan aparatos, sino la aeróbica, en donde se compite en una duela ejecutando toda clase de habilidades, acompañado de una coreografía musical, con elementos de dificultad como fuerza, salto, flexibilidad y equilibrio.

Este año, Iván iba contra todo pronóstico en sus competencias, pues estaba saliendo de una lesión que lo mantuvo fuera de la duela por un año, sin embargo, se convirtió en histórico.

“Hace mucho que no sentía lo que sentí cuando entré al mundial, es algo bastante difícil mantenerse en las competencias internacionales. Pero siento mucha emoción y muchas ganas de que me vean”, relata en entrevista.

“Siempre siento que puedo dar más, que pude haber dado más, especialmente en este campeonato mundial”, agrega el saltillense como un reto para los siguientes años.

Iván se siente y se dice saltillense.

“Me siento orgulloso de representar a esta ciudad (Saltillo), de vivir en ella, pues estoy muy agradecido con lo que ha hecho por mí”, asegura.

El atleta también invita a niños, jóvenes y papás para que se decidan a practicar algún deporte.

“Los papás son los que tienen que poner su granito de arena para que los niños tengan esas ganas de hacer algo, de estar en un deporte. A los chavos, yo sé que es mucho más fácil no hacer nada, es más fácil no esforzarse, pero realmente te da muchos frutos un esfuerzo”, dijo. (JOSÉ TORRES)

 

 

 

Acerca del autor
Reportero Multimedia. Periodista de barrio y contador de historias apasionantes. Premio Nacional de Comunicación «José Pagés Llergo» 2017. Premio Estatal de Periodismo 2015, 2016, 2017 y 2018
×
Reportero Multimedia. Periodista de barrio y contador de historias apasionantes. Premio Nacional de Comunicación «José Pagés Llergo» 2017. Premio Estatal de Periodismo 2015, 2016, 2017 y 2018