CIDH insta a México acatar decisión de Tribunal sobre caso Ayotzinapa 

(Xinhua/Miguel Tovar) 

Washington.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó este miércoles al Gobierno de México a acatar la orden de un tribunal federal para crear una comisión de la verdad que investigue la desaparición de 43 estudiantes ocurrida en 2014, caso que remeció al país y a la comunidad internacional.

«Hemos tomado nota de la sentencia emitida por el Tribunal Colegiado en el caso Ayotzinapa. Observamos que confirma la existencia de graves irregularidades en la investigación», dijo la comisionada Esmeralda Trotiño durante la presentación del balance del primer año del mecanismo de seguimiento para el caso de los estudiantes.

El lunes un tribunal colegiado del estado mexicano de Tamaulipas resolvió que se deberá reponer todo el procedimiento, consideraron que hay evidencias de tortura y malos tratos en la investigación del caso Ayotzinapa y que esta no fue «efectiva» ni «imparcial».

La decisión se tomó al resolver un recurso de amparo presentado por cuatro presuntos miembros del cártel Guerreros Unidos, actualmente detenidos. El grupo criminal fue señalado por las autoridades como responsable de la desaparición de los jóvenes, en complicidad con policías municipales.

La Fiscalía mexicana indicó que no «comparte el criterio de los magistrados» del tribunal colegiado porque «desconoce la división de poderes y las facultades de persecución, investigación y el ejercicio de la acción penal» que corresponde al Ministerio Público de la Federación.

Sin embargo, la CIDH indicó que una orden como la del tribunal es «valiosa» y «trascendental», por lo que insistió en que el Gobierno mexicano debe acatarla.

«Es el reconocimiento del sistema judicial mexicano en la necesidad de reconducir una investigación para obtener lo que la sociedad mexicana demanda y lo que las víctimas exigen», manifestó Trotiño.

Los 43 jóvenes estudiaban en la escuela para formación de maestros de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, y desaparecieron en la ciudad de Iguala después de ser supuestamente entregados por policías corruptos a Guerreros Unidos entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

A más de tres años de los hechos, las autoridades todavía no han logrado dar con el paradero de los muchachos y sus familiares exigen su aparición con vida. (DPA)

 

El periódico con mayor tradición en Saltillo.