Reprueba industria siderúrgica imposición de aranceles de EU

Monclova, Coah.- Ante la decisión del gobierno de Estados Unidos de imponer bajo la Sección 232 aranceles del 25 por ciento a las importaciones de acero provenientes de nuestro país, la industria siderúrgica expresa su preocupación y decepción, y demanda acciones recíprocas inmediatas por parte del gobierno mexicano, tal como ya lo ha adelantado la Secretaría de Economía.

Acorde a un principio de completa reciprocidad, las decisiones que México adopte deben incluir todos los productos de acero a los que Estados Unidos les cierra el mercado, independientemente de que se incluyan otro tipo de productos como los agroindustriales, etc. Una decisión menor sería inaceptable.

Además de la reciprocidad frente a Estados Unidos, se debe actuar en forma inmediata ante la ruptura del balance en el mercado mundial por estas decisiones, a fin de detener la avalancha de importaciones desleales que buscarán colocarse en nuestro país.

Por ello, es urgente renovar la salvaguarda del sector acero para los países sin tratado comercial, incluyendo a todas las familias sensibles con un porcentaje igual al establecido por Estados Unidos. Adicionalmente y en ese marco, es imprescindible establecer un esquema de cupos a las importaciones de acero de países con los que México tiene firmados tratados.

Dado que la Sección 232 se basa en el criterio de «amenaza a la seguridad nacional» y busca detener las importaciones desleales provenientes principalmente de China, problemática común de la región. Resulta increíble que países como Argentina, Brasil y Corea del Sur hayan logrado acuerdos con Estados Unidos que no alcanzamos los miembros del TLCAN.

En cifras generales, los aranceles establecidos por Estados Unidos representan para el sector siderúrgico de México un impacto de dos mil millones de dólares anuales y cabe destacar que en materia de siderurgia el superávit de Estados Unidos con México en los últimos dos años es de 3.6 billones de dólares, lo cual muestra que las medidas espejo afectarán más que beneficiar a la industria de Estados Unidos. En esta materia somos una región totalmente integrada, donde el 76% de las exportaciones del acero de Estados Unidos se envía a México y Canadá.

Dado el rompimiento de las reglas de mercado y las distorsiones que se generarán a partir de ello, el gobierno de México debe estar preparado para adoptar las medidas adecuadas e inmediatas ante sus efectos, a fin de evitar que esta problemática se traduzca en cierre de empresas y la pérdida de decenas de miles de empleos.

El periódico con mayor tradición en Saltillo.