CÁPSULAS SARAPERAS

FRANCISCO TOBÍAS H. 

La venta del “Matalote”

En esta ocasión te platico de una venta que se realizó en esta hermosa ciudad de Saltillo cuando aun no era ciudad ni se llamaba Saltillo, sino era la Villa de Santiago del Saltillo y esto que te platico sucedió el 25 de enero de 1717.

Y es que ese día vendieron  a un mulato con 42 año de edad, llamado Nicolás y que tenía por mote “Matalote”.

Su propietaria era la Sra. Juana García, quien le entregó poder general a su hijo de nombre Miguel de Cepeda para que este pudiera vender al esclavo.

Quien lo compró fue el Capitán Manuel de Castañeda, quien era vecino y minero del Real de Minas de San Gregorio del Mazapil, población que hoy en día conocemos simplemente con el nombre de Mazapil y se encuentra en el estado de Zacatecas.

La transacción se realizó frente al capitán Martín de la Peña, quien era el teniente general de Alcalde mayor y Capitán de Guerra de la Villa de Santiago del Saltillo, y el precio pactado fue de 300 pesos en reales, cantidad que dejo con una sonrisa de oreja a oreja a Miguel quien llevaba el encargo de su mamá para hacer la venta.

Miguel aseguro que “Matalote” el esclavo en venta no tenía tacha, enfermedad ni vicio alguno.

Como si fuera una casa o un terreno, Nicolás el esclavo conocido como “Matalote” quedo sujeto a servidumbre y libre de empeño de hipoteca, ni enajenación, ni gravamen especial ni general, sano de sus miembros y sin enfermedad publica ni secreta.

Esta es la historia de una compra venta de un esclavo que se llamaba Nicolás y era conocido como “Matalote”, que fue vendido en la Villa de Santiago del Saltillo en el año de 1717, cual si fuera una mercancía, en aquellos años en los cuales las personas de color o de otras castas así, así eran tratados como un objeto.

Artículo anteriorRECUPERA TU FUTURO
Artículo siguienteÍNDICE
Es Saltillense*, papá de tres princesas mágicas, Rebeca, Malake y Mariajose. Egresado de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Coahuila, en donde es catedrático, es Master en Gestión de la Comunicación Política y Electoral por la Universidad Autónoma de Barcelona, el Claustro Doctoral Iberoamericano le otorgó el Doctorado Honoris Causa. Desde el 2012, a difundido la historia, acontecimientos, anécdotas, lugares y personajes de la hermosa ciudad de Saltillo, por medio de las Cápsulas Saraperas. *El autor afirma que Saltillense es el único gentilicio que debe de escribirse con mayúscula.