Saturan hospitales en Saltillo

 

Cruz Roja les presta camillas, para atenderlos

 Ante el sobrecupo de pacientes que se registra en los hospitales de la localidad, especialmente en los del IMSS, en el ISSSTE y el Hospital General de Saltillo, socorristas de la Cruz Roja han tenido que recurrir al préstamo de camillas a dichos pacientes, esto para evitar las largas esperas en lo que se les asigna una cama del nosocomio, y así poder cubrir otros servicios que pudieran llegar a presentarse en ese lapso de tiempo.

Lo anterior fue  dado a conocer por Juan Carlos Rocha, coordinador del área de Socorros de esa humanitaria institución, quien reconoció  que aunque esa medida no es la correcta, había que proceder de alguna manera para evitar que las ambulancias quedaran varadas en el exterior de los hospitales en lo que se recibían a los enfermos o heridos.

“Sigue habiendo problemas lamentablemente para la recepción de pacientes en los hospitales, nosotros tratamos de entender que es por la falta de camas, ya que la población excede a los hospitales que nosotros tenemos en la localidad, todo eso retrasa la atención, y a veces debemos permanecer mucho tiempo esperando que nos reciban a los pacientes. Esto conlleva a que si se presenta otra emergencia, las unidades que nosotros tenemos de guardia estén detenidas”, señaló el encargado.

Indicaron que, al momento de retirarse del nosocomio, se hace firmar a los familiares de los pacientes una responsiva para que entreguen las camillas en buen estado una vez que se dé de alta al paciente, y mientras tanto, deberán regresar a la base por otro de estos equipos para seguir realizando sus funciones.

“Hemos implementado medidas locales para tratar de solucionar el problema, pero es una solución temporal, lo que estamos haciendo es dejar las camillas en el hospital, con los pacientes, la ambulancia regresa sin camillas, pero tenemos aquí otras de reserva, y las subimos a la ambulancia para seguir dando el servicio de emergencia, mientras que establecemos el acuerdo con los familiares de los pacientes para que devuelvan la camilla una vez que se desocupe”, dijo el coordinador.

Indicó que el costo aproximado de cada camilla es de alrededor de 70 mil pesos, por lo que tienen especial cuidado en que se devuelvan lo antes posible para evitar pérdidas.

“A veces pueden tardar entre 8 o hasta 12 horas en devolver las camillas. Esto lo empezamos a hacer para seguir cubriendo urgencias, porque si no había retrasos considerables y la gente se quedaba sin recibir la ayuda. Sabemos que no es la solución correcta. No estamos para dejar el equipo, pero teníamos que hacer algo. Claro que hay riesgos, está el riesgo de que el equipo se pierda, pero buscamos que la familia del paciente se haga responsable”, agregó. (ÁNGEL AGUILAR)

El periódico con mayor tradición en Saltillo.