DE BUENA FUENTE

ULISES SALAS

Cesarin el rabioso

Cesar Flores, candidato independiente a la alcaldía de Monclova, demostró su intolerancia y falta de criterio al asistir a una entrevista en el Canal 4 local y dedicarse a insultar a conductores y al dueño de la empresa.

Flores Sosa se quejó de que los periodistas Carlos Rosas y Julio César Lara se metieron en su vida personal al dar a conocer un comunicado de su ex esposa en Facebook, en el qué la señora  se quejó de estar en peligro de perder su patrimonio, debido al divorcio.

La privacidad del mensaje puede estar a discusión, ya que las redes sociales son públicas y en todo caso, hay una declarante identificada como su ex cónyuge, por lo que no aplica como una noticia falsa, ni armada.

César se dijo también víctima de ataques personales de los conductores de televisión y entonces ¿no era  más prudente era esperarlos a la salida del Canal, y enfrentarlos con argumentos, y pedirles el derecho a réplica?

El ex político panista aprovechó las cámaras para insultar a su entrevistador, Eduardo Rodríguez,  a quien acusó de bandido, tras compararlo con el ex alcalde Gerardo García.

Conozco a Lalo desde hace más de 15 años,  es un hombre trabajador y emprendedor, y su patrimonio es de negocios legales y conocidos en la capital de acero.

“Ir derecho y no quitarse”, no es pretexto para acudir como invitado a una entrevista y aprovechar el momento para denostar al dueño de la empresa.

¿Acaso no hizo César lo mismo qué le reclama a Carlos y Julio Cesar?

El candidato independiente logró sus 15 minutos de fama, vació su vesícula biliar, y con su pésimo comportamiento confirmó que es un hablador, un mal perdedor y un hombre intolerante e intransigente.

Y eso no abona a la política y la democracia, ni tampoco es lo que merecen los monclovenses.

Lástima Margarito…

 

Nobleza obliga

Encomiable resulta qué a pocas semanas de la elección a alcaldes y legisladores federales, ningún partido de oposición se queja de que el Gobierno estatal tenga las manos metidas en el proceso electoral.

Por el contrario, presidentes municipales de partidos opositores reciben con gusto las visitas del mandatario estatal, Miguel Ángel Riquelme,  y comparten proyectos de desarrollo para cada ciudad.

En el Congreso del Estado, las fracciones parlamentarias del PAN, UDC, y Morena, tampoco se exaltan para denuncias intromisiones de dependencias estatales.

La verdad que ésta paz electoral es nueva en Coahuila y habla de una forma incluyente de gobernar.

El periódico con mayor tradición en Saltillo.