Trabajan para llegar este año a conclusiones por desaparición de 43 normalistas 

(Xinhua/Miguel Tovar) 

Ciudad de México.- El gobierno de México dijo este lunes que trabaja para agotar las líneas de investigación por la desaparición de los 43 estudiantes de la normar rural de Ayotzinapa, cometida en 2014, con el objetivo de llegar a conclusiones este año.

En un comunicado para informar que envió su postura a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) por un informe sobre el caso, el gobierno apuntó que a la par de sus pesquisas trabaja con el mecanismo de seguimiento de la CIDH en búsqueda de dichas conclusiones.

Los estudiantes fueron raptados por policías corruptos que los entregaron a gatilleros de un grupo criminal, en hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014 cuando viajaban en autobuses por la ciudad de Iguala, en el sureño estado de Guerrero.

«El gobierno de la República reitera su determinación de agotar todas las líneas de investigación en el caso Iguala y de continuar trabajando con el mecanismo de seguimiento de la CIDH, en interés de arribar a conclusiones en el caso en el presente año», indicó el comunicado conjunto de la Cancillería, la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Gobernación (Interior).

Expuso que entregó a la ONU-DH un documento con observaciones a un informe que el organismo publicó el 15 de marzo pasado, en el que concluye que existen elementos para creer que 34 personas detenidas y procesadas por la desaparición de los normalistas habrían sido torturadas por agentes.

En su respuesta, el gobierno reiteró que las conclusiones de la publicación «Doble injusticia: Informe sobre Violaciones de Derechos Humanos en la Investigación del Caso Ayotzinapa» del organismo son prematuras e incluso podrían afectar el resultado de las investigaciones al respecto.

Los resultados de los dictámenes periciales realizados bajo el Protocolo de Estambul no sustentan a la fecha fehacientemente la comisión de actos de tortura a los detenidos que alegan haberla sufrido, subrayó.

«Dadas las conclusiones a las que llega la Oficina en el Informe, se percibe que está asumiendo funciones que sólo corresponden a un juzgador», refiere el posicionamiento que el gobierno presentó y que anexó en su comunicado.

Las agencias de seguridad mexicanas han arrestado a la fecha a más de 130 personas por la desaparición de los estudiantes, incluidos el alcalde y el jefe de la Policía de Iguala.

Una primera hipótesis de la procuraduría es que los criminales mataron a los normalistas e incineraron sus cuerpos en una gran hoguera en un basurero porque los confundieron con miembros de un grupo rival, sin embargo las familias de los estudiantes rechazan tal versión. (XINHUA)

 

El periódico con mayor tradición en Saltillo.