“Buitre” de La Narro la golpea y la secuestra; ahora exige justicia

El sábado 3 de febrero acudieron juntos a una fiesta en el centro de Saltillo; al terminar, Daniela Iridiana aceptó acompañar a su novio, Norvin Amadiel González a la casa de éste, en la calle de Manuel Acuña. Él había tomado mucho, y al llegar a su casa, inexplicablemente, comenzó a golpearla con extrema violencia, llegando al punto de que inclusive la mordió en diversas ocasiones en la espalda, en la nuca, y en sus brazos y además le rompió la ropa con un cuchillo. Posteriormente, abusó sexualmente de ella, y al ver el daño que le había causado, no le permitió salir de su casa durante la noche de ese sábado, y la mantuvo privada de su libertad hasta la mañana del lunes 5 de febrero.

El martes 6, Daniela Iridiana acudió al Centro de Empoderamiento y de Justicia para la Mujer, en donde interpuso su denuncia ante un agente del Ministerio Público. Días después fue atendida por una persona de nombre Ángel Sena, quien trató de convencerla de que no era necesario que un abogado la defendiera.

Posteriormente, un día antes de la audiencia, programada para el 19 de abril, una licenciada de nombre Melissa le cambio por completo su declaración, omitiendo datos importantes como el de la privación ilegal de su libertad, y el hecho de que Norvin Amadiel le hubiera roto su ropa con un cuchillo, ya que solo iban a tomar datos esenciales.

Ambos son estudiantes de la UAAAN; él es originario de Chiapas, y ella de Michoacán.

Este martes Daniela Iridiana tendrá una audiencia en el Centro de Justicia Penal, en la cual también deberá estar presente el imputado. Daniela exige que se haga justicia, y que su agresor sea castigado con todo el peso de la ley. Además, se queja de no haber recibido asesoría suficiente en el Centro de Empoderamiento de la Mujer, lo cual pudiera derivar en que su agresor no fuera sancionado como debiera. (EL HERALDO)

El periódico con mayor tradición en Saltillo.