EL MESÓN DE SAN ANTONIO

ALFONSO VÁZQUEZ SOTELO 

Chernóbil a 32 años de su accidente

Solo se vieron luces rojas y un hongo azul, después el viento corría lento cargado de un calor insoportable y angustia fresca. Era como una plaga aterradora; dicen que todo se vio resplandeciente en esa noche de peligro. Era la 1:23 :04 de la madrugada.

Las primeras versiones del accidente son confusas, como en toda tragedia. Las explicaciones llegan lentas, las noticias corren en todas direcciones, con los ojos embebidos en los signos de la tragedia se esperaban razones del sinestro. Las dos grandes explosiones eran el temor que por mucho tiempo se había generado entre la población de Ucrania, la de Kiev y en específico la población de Prípiat que había sido fundada con la propia gente (ingenieros y familias de ellos) el 4 de febrero de 1970.

¿Por qué se escogió esta zona de Ucrania?

Debido a su estratégica posición geográfica en un clima relativamente templado y un suelo muy fértil, cerca de una estación de tren, una autopista, y por supuesto el rio Prípiat. Llego a ser tan exitoso el lugar, que pronto fueron 40,000 habitantes viviendo con relativa calma en un entorno difícil por el potencial de peligro en el manejo de una central nuclear aun con muchas limitaciones en la seguridad del mismo. La explosión se oyó con estruendo a kilómetros del sitio.

Los corazones se encogieron, todos esperaban las fuerzas desatadas. Fue un amanecer de cielo empachado

Según algunos expertos, hubo un fallo en el proceso que pone en marcha el sistema automático de seguridad por tan solo dos segundos. Esto debería haber frenado el sobrecalentamiento del turbo-generador. El vapor liberado por la primera explosión destruyó el techo de hormigón del reactor, que pesaba 1200 toneladas. La segunda explosión tuvo lugar solo entre dos y cinco segundos después de la primera. En el reactor entró el aire del exterior e hizo que el vapor de agua se mezclara con grafito fundido. (Según varias investigaciones independientes la primera explosión era de tipo químico, pero la segunda tuvo más bien las características de una explosión atómica de 0.3 kilotones)

Los neutrones libres comenzaron a arder en el aire exterior.

Era el 26 de abril de 1986; la noticia fue la más importante de las que ocurrieron en toda la historia de energía nuclear. Defensa civil recibió el informe sobre la explosión y fuego en la Central Nuclear de Chernóbil temprano en la mañana Varias horas después del accidente, el personal de defensa civil de la RSS de Ucrania se desplegó en la ciudad. Los militares colocaron cordones y prohibieron la entrada y salida de todos los vehículos de transporte, con excepción de los camiones de servicio. Por la tarde se organizó el control constante del estado de la radiación en Prípiat y alrededores. Los niveles más altos de radiación se concentraban en el oeste de la central, pero la difusión de la contaminación radiactiva fue más bien insignificante debido al poco viento.

La ciudad de Prípiat quedo suspendida en el tiempo, con manchas de un humo raro. Los edificios dañados, algunos han sido nuevamente habitados. A 32 años del accidente se han reproducido jabalíes, lobos, zorros y algunas plantas vuelven a retoñar, todo bajo su propio riesgo.

Se estima que la zona no será habitable hasta dentro de varios siglos por la concentración de elementos radiactivos que no desaparecerán de forma absoluta hasta dentro de 24 000 años.

Cualquier persona puede entrar a la ciudad, pero es recomendable llevar un dosímetro y no quedarse de noche debido a la presencia de animales salvajes como jabalíeslobos o zorros, entre otros.