Estados Unidos extiende hasta el 1 de junio exención arancelaria al acero y aluminio de UE, Canadá y México

 (Xinhua/Ron Sachs/CNP/ZUMAPRESS) 

 

Washington.- La Casa Blanca anunció este lunes que extenderá hasta el 1 de junio la exención arancelaria al acero y aluminio de la Unión Europea (UE), Canadá y México, con el fin de otorgarles «los últimos 30 días» para que lleguen a acuerdos en las negociaciones comerciales que se están celebrando.

«En todas estas negociaciones, el Gobierno se centra en cuotas que restrinjan las importaciones, eviten el transbordo y protejan la seguridad nacional», dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un comunicado dado a conocer en la noche del lunes.

Washington también acordó eximir de aranceles adicionales a las importaciones de acero y aluminio de Argentina, Australia y Brasil, con quienes alcanzó un principio de acuerdo sobre restricciones a las exportaciones de esos metales a Estados Unidos. Los detalles se ultimarán en breve, aseguró la Casa Blanca.

También Corea del Sur, que aceptó una cuota a sus exportaciones de acero a EEUU, así como otras medidas para reducir el exceso de capacidad, estará exenta de los aranceles adicionales a ese metal.

Sin embargo, continuará estando sujeta a aranceles adicionales sobre sus exportaciones de aluminio, los cuales entrarán en vigencia el 1 de mayo.

En medio de las críticas generalizadas de grupos empresariales y socios comerciales de todo el mundo, Trump firmó en marzo una orden que impone aranceles del 25 por ciento al acero importado y del 10 por ciento al aluminio y que entró en vigor el 23 de marzo.

La Casa Blanca eximió temporalmente de los aranceles a los Estados miembros de la UE, así como a Argentina, Australia, Brasil, Canadá, México y Corea del Sur, y la noche del lunes tenía que decidir si extendía o no esas excenciones.

Estados Unidos ha recurrido a una ley con varias décadas de antigüedad para imponer estas nuevas tarifas con el pretexto de la seguridad nacional, lo cual ha suscitado gran oposición tanto de la comunidad comercial doméstica como de los socios comerciales del país.

La semana pasada, el presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, viajaron a Washington para abordar el comercio transatlántico, pero se marcharon sin resultados.

China ha solicitado consultas con Estados Unidos al respecto en el marco de la Organización Mundial de Comercio, unas consultas a las que la UE ha pedido sumarse.

Pese a que la UE está temporalmente exenta de los aranceles, la semana pasada reconoció que, si la exención no continúa, las exportaciones se verán perjudicadas de manera significativa.

En 2017, el bloque de 28 naciones exportó a Estados Unidos productos de acero valorados en unos 5.990 millones de dólares y de aluminio en unos 1.250 millones de dólares, siendo el mayor exportador de acero a Estados Unidos y el quinto mayor de aluminio.

La política unilateral de Washington podría llevar al comercio mundial a una situación en la que nadie gana y socavar el sistema comercial, dijo Chad Bown, investigador y experto en comercio del Instituto Peterson de Economía Internacional con sede en Washington. (XINHUA)