Caravana de migrantes varada en frontera México-Estados Unidos llama atención de estadounidenses

 (Xinhua/Francisco Cañedo) 

Los Angeles, Estados Unidos.- «La caravana de migrantes», constituida por migrantes de América central que viajaron en caravana a través de México hacia la frontera con Estados Unidos, ha llamado la atención en todo Estados Unidos.

A ocho migrantes se les permitió el lunes ingresar a territorio estadounidense para solicitar asilo. Ellos fueron recibidos aproximadamente a las 19:30 hora local (03:30 GMT del martes) después de esperar más de un día afuera de la instalación.

Previamente, cientos de migrantes junto con sus partidarios marcharon de Tijuana, México, al puerto de entrada de San Ysidro. El fin de semana, los miembros de la caravana establecieron un campamento en el lado mexicano de la valla, a unas cuantas millas al sur de San Diego, California.

La caravana atrajo la atención del presidente estadounidense, Donald Trump, quien dijo en un tuit que los vehículos amenazaban la seguridad y soberanía de Estados Unidos.

«La ‘caravana’ de migrantes que está desafiando abiertamente nuestra frontera muestra qué tan débiles e ineficaces son las leyes estadounidenses sobre inmigración», tuiteó Trump el lunes.

Los defensores de la caravana en Estados Unidos, incluidas veintenas de abogados y asistentes jurídicos voluntarios, también se unieron recientemente para ofrecer asesoría gratuita a los migrantes de la caravana.

«Él (Trump) tiene opiniones muy diferentes a las mías sobre los mexicanos y los inmigrantes ilegales», dijo a Xinhua el lunes Aaron Kurcz, un jugador profesional de béisbol.

 (Xinhua/Francisco Cañedo)

«Nuestro país no quiere que esta gente esté aquí», indicó Kurcz, quien tiene doble ciudadanía. «Estoy a la mitad… quiero darles la bienvenida, pero al mismo tiempo comprendo que también necesitamos proteger nuestra frontera».

«Sé que hicieron un largo viaje», indicó el beisbolista, quien acudió a la frontera para ofrecer agua y alimentos a la caravana.

Generalmente, cuando solicitantes de asilo llegan a la frontera estadounidense, empiezan un proceso cuya resolución puede durar meses o incluso años. Muchos pasan la mayoría del tiempo de espera en instalaciones de detención dirigidas por compañías carcelarias privadas contratadas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), informó «Los Angeles Times».

Los solicitantes son entrevistados e investigados por múltiples agencias federales, al final tienen que demostrar a los jueces que sus historias cumplen con los requisitos establecidos por la ley de asilo para que se les otorgue protección.

«En este momento, hemos completado la capacidad del puerto de entrada de San Ysidro para que los oficiales de CBP (la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza) sean capaces de traer a personas adicionales que viajaron sin los documentos de entrada apropiados en el puerto de ingreso para la tramitación», dijo la oficina en un comunicado. «Cuando estén disponibles el espacio y los recursos suficientes, oficiales de CBP podrán recibir a individuos adicionales en el puerto de tramitación», agrega.

El grupo que intentó solicitar asilo, acompañado de otros participantes en la caravana, defensores y decenas de periodistas, se rehusaron a marcharse, lo que ocasionó un estancamiento.

«Esta caravana, al igual que quienes se han ido antes, también es entendida correctamente como un intento deliberado de socavar las leyes de este país y la soberanía de Estados Unidos», dijo el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, en declaraciones a empleados de Aduanas y Protección Fronteriza, cuando visitó el muro fronterizo el lunes en Calexico.

«Gracias a la cooperación del gobierno mexicano, la caravana se redujo de miles a menos de 150 que se encuentran en nuestra frontera actualmente», declaró Pence.

En una declaración hecha la semana pasada, la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, declaró que el departamento ha estado «observando de cerca» a los elementos restantes de la caravana. (XINHUA)