La primera fake new sobre Saltillo, la publicó el New York Times

 

      

      Cualquiera pudiera pensar que el fenómeno de las fake news, o noticias falsas, surgió a raíz del advenimiento y popularización de las redes sociales. Pero no es así. Esta espléndida investigación del historiador saltillense Francisco Tobías, nos muestra cómo, en el año de 1914, el periódico más importante del mundo, The New York Times, publicó la primera fake new en relación a nuestra ciudad.

  SALTILLO EN RUINAS

En esta ocasión te platico de una fake news, que hoy, tanto están de moda, pero ésta trata de Saltillo, escrita en inglés y tal vez la primera ilusoria noticia de esta hermosa ciudad de Saltillo. Primero quiero aclarar y explicar lo que son las “fake news”, que según el periodista y amigo mío Francisco de la Peña, éstas son: “noticias falsas, en términos llanos”.

Pero volvamos a la Cápsula Sarapera, y es que el prestigiado medio de comunicación norteamericano The New York Times, el cual fue fundado en el año de 1851 y que tiene su sede en la Avenida 8 de la misma ciudad de Nueva York, publicó el 24 de mayo de 1914 una noticia sobre nuestra hermosa ciudad de Saltillo, una noticia total y rotundamente falsa, aunque al final de esta historia se darán cuenta que sólo dicen una verdad.

Con el encabezado “Saltillo se encuentra en ruinas”, tal vez los periodistas norteamericanos buscaban vender más periódicos al señalar la de destrucción de lo que era y sigue siendo la ciudad más hermosa del orbe.

La nota afirmaba que esta ciudad, Saltillo, se encuentra en el centro del país, y que estaba en ruinas desde el viernes 22 de mayo de ese año, ya que las fuerzas revolucionarias, específicamente las de mi General Francisco Villa, habían entrado a Saltillo, y que entre las consecuencias de la “toma de Saltillo”, estaban que la gran catedral había sido dinamitada, después de que los lujosos ornamentos de oro y plata fueran robados.

Además, el rotativo norteamericano afirmó que el casino, cuyo valor era de 500 mil dólares norteamericanos, había sido destruido, y en que dicho lugar los hacendados y algodoneros hacían sus apuestas. Por si fuera poco, la destrucción de nuestra ciudad había afectado incluso al banco germánico – norteamericano, institución financiera que nunca estuvo en Saltillo, más bien que nunca ha existido, pero que según el The New Times, este banco había sido quemado y saqueado.

El ejército rebelde, según esta nota, había vencido gracias a la estrategia del General Eulalio Gutiérrez a más de 5 mil soldados federales.

La “fake new”, afirmaba que los rebeldes, encabezados por mi General Villa, habían recuperado cartuchos, piezas de artillerías y pertrechos en Saltillo. Según el periódico, Pancho Villa partiría para Zacatecas, por el rumbo de Torreón.

Hoy en día, por medio de las redes sociales, nos enteramos de muchas noticias falsas, y esta ni siquiera se publico en nuestro país, mucho menos en Facebook, pero la verdad es que ese día el General Villa si entró a Saltillo, haciendo huir a los pelones, como eran conocidos los federales. Pero de que Saltillo esta en el centro del país; de que la Catedral de Santiago fue dinamitada; de que el casino con valor de medio millón de dólares fue destruido y que en su interior se haciendan grandes apuestas, todo eso es falso, tan falso como el saqueo al banco inexistente de nombre germánico-norteamericano.

Lo que si fue verdad es que Villa se hospedó en la casa de los Arizpe a un costado de la Catedral donde hoy esta el restaurante “Villa de Santiago”. Llegando en su yegua 7 leguas, Villa repartió dinero entre los habitantes de la ciudad, le organizaron un baile en la Normal del Estado, donde no paró de bailar y por si fuera poco y es verdad no como lo que dice el The New York Times, a Villa hasta de cenar le sirvieron un león.

Y quiero aclarar que en realidad el caballo que Villa más estimaba, el 7 leguas, no era caballo sino yegua, y lo digo por aquello de las “fake nerws”.

Esta es una noticia falsa, de supuestos hechos ocurridos el 22 de mayo de 1914, escrita el 23 y publicada el 24; escrita en El Paso, Texas, publicada en Estado Unidos por el periódico The New York Times, que no fue leída en México y que es falsa, bueno casi en su totalidad, ya que lo que si es verdad es que Saltillo era y es nuestra hermosa ciudad. (FRANCISCO TOBÍAS)