Cientos de londinenses protestan por bombardeos británicos contra Siria

(Xinhua/Stephen Chung) 

Londres.- Cientos de activistas en contra de la guerra se reunieron el lunes en la noche afuera de la Plaza del Parlamento para protestar por los ataques militares de Reino Unido contra Siria.

Durante la protesta, que se llevó a cabo cuando la primera ministra británica, Theresa May, está enfrentando a la Cámara de los Comunes por no consultar al Parlamento antes de ordenar los bombardeos, los manifestantes gritaron «Dejen de bombardear Siria».

May rechazó dar a los legisladores una garantía de que buscaría la aprobación parlamentaria antes de cualquier otro ataque en Siria. La primera ministra fue atacada por los políticos de oposición, así como por al menos uno de sus propios legisladores conservadores cuando presentó un informe sobre los bombardeos del fin de semana por parte de Reino Unido, Estados Unidos y Francia.

Organizada por el grupo activista Stop the War Coalition (Coalición Paren la Guerra), la manifestación de Londres fue la más reciente en una serie de eventos de protesta por la acción militar del sábado que se han llevado a cabo en todo Reino Unido.

 (Xinhua/Stephen Chung) 

El grupo dijo en un comunicado publicado en su cuenta de Facebook que la «abrumadora mayoría» del pueblo británico se opone al «gesto del bombardeo» ilegal contra Siria, el cual impedirá aún más el desarrollo de relaciones internacionales pacíficas.

John Rees, cofundador de la coalición, dijo a Xinhua que los bombardeos encabezados por Estados Unidos contra Siria desestabilizarán la región y ampliarán el conflicto entre Rusia y Occidente.

En Bristol, Exeter, Swansea y Milton Keynes también se llevaron a cabo protestas la víspera. Rees dijo que si el gobierno británico realiza más ataques militares, definitivamente convocarán a una protesta nacional como la que hicieron para protestar por la guerra en Irak en 2003, que fue la mayor protesta en la historia británica.

El ciudadano londinense Dick Wingfield dijo que está molesto por lo que su país está haciendo sin tener evidencia que apoye el supuesto uso de armas químicas por parte del gobierno sirio.

«Como la primera ministra dice en la radio que Siria está usando armas químicas, pero no hay evidencia de eso en absoluto. No creo que Reino Unido deba involucrarse en este asunto», dijo Wingfield. (XINHUA)