Reclasifican tipos de cáncer conforme a características moleculares

 

Washington.- Investigadores estadounidenses rediseñaron el panorama genético del cáncer al reclasificar los tumores en 28 «bloques» moleculares distintos en la mayor investigación genómica sobre el cáncer jamás realizada.

El estudio, publicado este jueves en la revista Cell, reveló nuevas posibilidades para las nuevas terapias inmunológicas. Ofrece un impulso para que los doctores obtengan y utilicen información genética para inscribir a sus pacientes en pruebas clínicas especializadas.

El Atlas del Genoma del Cáncer, financiado por los Institutos Nacionales de Salud, concluyó la secuenciación y análisis genético de unos 1.000 tumores de pacientes con 33 tipos de cáncer y se concentró en identificar similitudes entre las formas de cáncer con base en sus genes y su expresión.

Los científicos utilizaron una técnica llamado agrupación molecular para formar grupos de tumores con base en parámetros como genes expresados, anormalidad del número de cromosomas y modificaciones del ADN.

«Al estudiar sus características moleculares, ahora sabemos que tales tipos de cáncer están estrechamente relacionados», dijo Ding Li, profesor asociado de la Universidad de Washington y científico del proyecto del atlas.

Por ejemplo, «los cánceres que se originan en las células epiteliales que cubren varios órganos están estrechamente relacionados a pesar de su ubicación».

Los científicos encontraron que algunos tipos están definidos por su ubicación anatómica y que otros cánceres del mismo sistema de órganos, como el gástrico, de colon y rectal, también comparten similitudes moleculares. Sin embargo, algunos órganos tienen una amplia diversidad de subtipos moleculares, como el riñón.

Por consiguiente, un medicamento que ha fracasado como tratamiento para el cáncer pulmonar podría ser probado como potencial terapia para, por decir uno, el carcinoma de célula escamosa a pesar de la ubicación, según Ding.

En total, los investigadores identificaron unos 300 genes que dirigen el crecimiento del tumor y poco más de la mitad de todos los tumores analizados llevan mutaciones genéticas que pueden ser atacados con terapias ya aprobadas para su uso en pacientes.

Christopher Benz, oncólogo del Instituto de Investigación sobre el Envejecimiento, dijo que los nuevos datos del atlas conllevan la promesa de expandir los tratamientos diseñados para preparar al sistema inmunológico para combatir el cáncer, incluyendo terapias inmunológicas aprobadas que actualmente muestran resultados en extremo prometedores contra un limitado número de tipos clásicos de cáncer.

«Es momento de reescribir los libros de texto sobre el cáncer y es momento de romper los moldes de la oncología clínica que dificultan a los pacientes aprovechar este cambio de paradigma en la clasificación del cáncer», dijo Benz. (XINHUA)