Inicia evacuación de último grupo rebelde en Ghouta Oriental, Siria

 

 (Xinhua/Ammar Safarjalani)

 

Damasco.- Un total de 484 militantes del Ejército del Islam y sus familias empezaron a abordar los autobuses que los trasladarán del distrito de Douma, en Ghouta Oriental, hacia Jarablus, ciudad controlada por los rebeldes en el norte del país, informó la agencia estatal SANA.

Ocho autobuses que transportan a los rebeldes partieron de Douma y llegaron al cruce de Wafideen, noreste de Damasco, para aguardar a los demás rebeldes que saldrán, de modo que el primer convoy de rebeldes del Ejército del Islam pueda partir a Jarablus, en la provincia de Alepo, cerca de la frontera con Turquía.

La evacuación de los rebeldes y sus familias de Douma se produce un día después de que los militantes del Ejército del Islam y el ejército sirio alcanzaron un acuerdo con mediación de Rusia.

Douma es el último bastión bajo control de los rebeldes en Ghouta Oriental, luego de que evacuaron todos los rebeldes y sus familias de otras localidades desperdigadas hacia Idlib.

De conformidad con el acuerdo alcanzado el día anterior, el Ejército del Islam entregará su armamento pesado y mediano y se formará un grupo de trabajo bajó liderazgo ruso para supervisar la liberación de los soldados y civiles secuestrados en las prisiones del Ejército del Islam.

La policía militar rusa entrará al distrito para «asegurar» a los civiles, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El acuerdo fue alcanzado después de maratónicas negociaciones. El Ejército del Islam será el último grupo rebelde que se retire de Ghouta Oriental luego de que 43.000 rebeldes y sus familias abandonaron otras zonas de Ghouta Oriental la semana pasada.

A finales de febrero, el ejército sirio emprendió una operación masiva contra los rebeldes de Ghouta Oriental y logró la evacuación de 150.000 civiles que se encuentran en albergues operados por el gobierno hasta que se resuelva la situación en Ghouta Oriental.

Ghouta Oriental, una región agrícola de 105 kilómetros cuadrados, representa la última amenaza para la capital por su cercanía a los barrios controlados por el gobierno al este de Damasco y por ser el punto desde el que se lanzan ataques con mortero contra las áreas residenciales de la capital. (XINHUA)