¿Puedo comer queso aunque tenga intolerancia a la lactosa?

El Emmentaler tiene un largo proceso de maduración, por lo que no contiene mucha lactosa. Foto: Florian Schuh/dpa-tmn

Si tienes intolerancia a la lactosa, no sufras: no tendrás que renunciar a todos los quesos. Por lo general, el Emmentaler, Edamer, Gouda y el Parmesano pueden digerirse bastante bien.

Lo que sucede es que cuando esos tipos de queso maduran la lactosa se transforma poco a poco en ácido láctico, con lo cual, cuanto más maduro el queso, menos lactosa contiene.

Todos los quesos de largo proceso de maduración tienen menos de 0,1 gramos de lactosa cada 100 gramos. ¡Degústalos y sé feliz! (DPA)