Presidente de Siria visita área de línea de frente en Ghouta Oriental, de donde huyen miles

 (Xinhua/Ammar Safarjalani)

Damasco.- El presidente de Siria, Bashar al-Assad, visitó este domingo una zona de la línea del frente en el área de Ghouta Oriental de la capital Damasco, donde el ejército sirio está avanzando contra los rebeldes, informó la oficina de medios de la presidencia siria.

Por su parte, la oficina de medios del ejército sirio publicó dos fotos, en las cuales el presidente aparece rodeado de soldados y que tiene el pie de foto «en la línea del frente en Ghouta Oriental, el presidente Assad está con héroes del ejército sirio».

La rara visita tuvo lugar cuando las fuerzas sirias están logrando avances en las batallas contra diversos grupos rebeldes en Ghouta Oriental.

La agencia estatal de noticias SANA dijo que miles de personas huyeron de zonas de Ghouta Oriental este domingo, la más reciente de una serie de evacuaciones masivas de ese bastión rebelde en el extremo oriental de Damasco.

La división de medios del ejército sirio dijo que hasta el momento las fuerzas del gobierno sirio han capturado 80 por ciento de Ghouta Oriental y que las tropas se apoderaron este domingo de la localidad de Saqba y están avanzando hacia el poblado Kafar Batna.

Ghouta Oriental, una región agrícola de 105 kilómetros cuadrados integrada por varios poblados y granjas de cultivo, representa la última amenaza a la capital debido a su proximidad con los vecindarios controlados por el gobierno al este de Damasco y los ataques actuales con proyectiles de mortero contra áreas residenciales en la capital.

Cuatro grupos rebeldes están posicionados dentro de Ghouta Oriental: el Ejército del Islam, Failaq al-Rahman, Ahrar al-Sham y el Comité de Liberación de Levante, conocido como el Frente Al-Nusra ligado con Al-Qaeda.

La escalada de los enfrentamientos militares en Ghouta Oriental llevó a las Naciones Unidas y a otras organizaciones humanitarias a alertar sobre el deterioro de la situación en la zona, donde viven unas 400.000 personas y, de acuerdo con activistas, alrededor de 1.000 han muerto desde el mes pasado a causa de los bombardeos intensos y la presencia militar en las áreas de Ghouta Oriental. (XINHUA)