Proceso electoral de México solamente incumbe a sus ciudadanos, remarca gobierno tras comentarios de Trump

(Xinhua/Valentina López)  

Ciudad de México.- El proceso electoral mexicano es un tema que «solamente nos incumbe a los mexicanos», enfatizó este miércoles el vocero del gobierno mexicano, Eduardo Sánchez, en respuesta a comentarios del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien recientemente expresó sus opiniones respecto a los candidatos que buscan la Presidencia de México en los comicios del próximo 1 de julio.

Corresponde solo a los mexicanos decidir en el próximo julio quiénes serán nuestros representantes en los próximos periodos», apuntó Sánchez en una rueda de prensa ofrecida este miércoles en la residencia oficial de Los Pinos para dar a conocer los avances y éxitos logrados en los últimos años en materia agropecuaria.

Trump sostuvo recientemente que algunos de los candidatos que compiten en la elección presidencial en México son muy buenos, pero hay algunos otros que no lo son tanto.

«Ellos tienen unas elecciones que se aproximan. He escuchado que hay gente muy buena compitiendo y he escuchado que hay otros que quizá no son tan buenos. En cualquiera de los casos lidiaremos con ello», dijo Trump durante la víspera al inspeccionar los prototipos para un muro fronterizo, en San Diego.

Sánchez aclaró, sin embargo, que el gobierno mexicano se mantiene al margen del proceso electoral del país, considerado el más importante de la historia de México, aunque dijo que sí estará para dar garantías a la ciudadanía para que acuda a las urnas a votar.

«El trabajo del gobierno de la República es dar garantías para que la actuación del gobierno y las instituciones sea absolutamente apegada a la ley y que los mexicanos podamos acudir a las urnas el próximo julio en absoluta libertad y con la mayor cantidad de información posible sobre las opciones a elegir», agregó.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha instruido a su Gabinete a cumplir y respetar los ordenamientos legales que deberán observar ante el proceso electoral que se vive en el país.

El próximo 1 de julio, se espera que acudan unos 80 millones de mexicanos a las urnas, donde se elegirá además del nuevo presidente del país, a nueve gobernadores, así como a 1.612 alcaldes, 972 diputados locales, además de renovar a los 500 diputados federales y los 128 senadores.

Los principales candidatos a la presidencia de México, para los siguientes comicios del próximo 1 de julio, son tres y están respaldados por diversas alianzas o llamadas coaliciones partidarias. Además de ellos, otros tres ya se han registrado oficialmente por la vía independiente.

Andrés Manuel López Obrador, es líder veterano de la izquierda mexicana y dos veces candidato presidencial, y que ahora buscará la tercera para los comicios de este año por la coalición Juntos Haremos Historia, integrada por las formaciones políticas Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES).

Por otra parte se encuentran Ricardo Anaya, un político joven, precandidato del frente constituido por el opositor Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD); así como el exministro de Hacienda José Antonio Meade, que a pesar de no militar en ninguna fuerza política, es aspirante por la alianza «Todos por México», integrada por el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza.

Hay además tres candidatos independientes, gracias a una reforma electoral de 2014 y luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE, máxima autoridad electoral) de México notificara la semana pasada que se podían registrar oficialmente para participar en los comicios del próximo 1 de julio.

Los candidatos independientes para la Presidencia son el gobernador con licencia de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón («El Bronco»); la exprimera Dama de México, Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón (2006-2012); y el senador con licencia Armando Ríos Piter, un abogado, economista y político. (XINHUA)