Inflación se desacelera a 5.45% en primera mitad de febrero en México

Ciudad de México.- La inflación interanual en México se desaceleró a un 5,45 por ciento en la primera mitad de febrero gracias, en gran medida, a la disminución en los precios de algunos productos agropecuarios, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La lectura del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) es menor que el 5,58 por ciento registrado hasta la segunda quincena de enero, de acuerdo con los datos históricos del Inegi.

No obstante, la cifra todavía es mayor al 4,71 por ciento observado en la primera quincena de febrero de 2017 y de la meta de inflación del banco central del 3,0 por ciento.

Solo en la primera mitad de febrero, el INPC creció un 0,20 por ciento por las alzas en el precio de la gasolina de bajo octanaje, el cual aumentó un 2,55 por ciento en el periodo, detalló Inegi.

Sin embargo, el precio del tomate se desplomó un 21,72 por ciento en la primera quincena de febrero, agregó el Inegi.

La inflación subyacente, el referente en las decisiones de política monetaria del banco central, fue de un 0,30 por ciento en la primera mitad de febrero, con lo que se ubicó en un 4,32 por ciento en la variación interanual, indicó el Inegi.

«Dentro del índice de precios subyacente, las mercancías aumentaron un 0,38 por ciento y los precios de los servicios lo hicieron en 0,23 por ciento quincenal», precisó.

El banco mexicano Ve por Más (BX+) dijo en un reporte a sus clientes que el desempeño de las mercancías ha generado que la inflación subyacente se esté moderando de forma consecutiva desde diciembre de 2017, en cierta medida en un contexto de menores presiones sobre el tipo de cambio.

Aun así, el banco privado estima que hay una gran probabilidad de que el central Banco de México (Banxico) opte en el futuro por un nuevo aumento de 25 puntos base en la tasa de referencia.

La medida obedecería a la necesidad de anclar las expectativas de inflación y a otros riesgos como la normalización de la política monetaria de Estados Unidos, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las elecciones presidenciales de México en julio, agregó BX+.

En el aviso monetario del 8 de febrero, el banco central mexicano decidió de forma unánime elevar la tasa clave de interés en 25 puntos base, a un 7,50 por ciento, su mayor nivel en nueve años.

El próximo aviso de política monetaria de Banxico está programado para el 12 de abril.  (XINHUA)