EN EL TINTERO

JESSICA ROSALES

Sigue la impunidad

La postulación de Napoleón Gómez Urrutia al Senado de la República por la vía plurinominal impulsada por Morena lastima a una parte de la población de Coahuila, que, a 12 años de la peor tragedia ocurrida en la historia de la minería no olvida la impunidad del caso. El 19 de febrero de 2006, 65 trabajadores murieron; de los cuales, 63 quedaron sepultados en las entrañas de la mina 8 de Pasta de Conchos.

Y digo que lastima sólo a una parte de la población, porque algunos seguidores de AMLO en esta entidad han olvidado los detalles del suceso e insisten en que se trata de un distractor de otros partidos políticos para seguir atacando a su aspirante a la Presidencia de la República.

Incluso los propios mineros han olvidado lo ocurrido pues hay quien apoya su postulación a pesar de que sus compañeros denunciaron hace varios años irregularidades en el sindicato minero de Gómez Urrutia.

Este martes en tribuna, el senador Tereso Medina, secretario general de la federación estatal coahuilense de la CTM, a nombre del Grupo Parlamentario del PRI afirmó que para los trabajadores de México, en especial para los mineros, es una burla la postulación de Napoleón Gómez Urrutia como candidato plurinominal al Senado de la República por el partido Morena, aunado a que lastima la democracia en México.

El dirigente sindical destacó que los trabajadores del sector minero de México tienen presente que este personaje no ha aclarado en donde quedaron más de 55 millones de dólares que siendo del Sindicato Nacional Minero no entregó a los agremiados, y tiene pendiente aclarar el accidente mortal en Pasta de Conchos.

“La decisión que toma Morena y su candidato Presidencial es hacer realidad un rayo de locura y no de esperanza, al dar amnistía a los delincuentes, protegerlos, como sucede con este lamentable caso y todavía en son de burla decir que se está haciendo justicia”, dijo.

El senador del PRI tiene razón, pero también hay que recordarle que su candidato a la presidencia José Antonio Meade Kuribeña también arropó a un personaje a quien no se le resta responsabilidad en la impunidad que ha tenido esta tragedia: Javier Lozano Alarcón.

Felipe Calderón nombró a Javier Lozano como Secretario del Trabajo quien su paso por esta dependencia federal se encargó de encubrir a Larrea y Grupo México. Nunca hubo sanciones para los responsables.

¿Y del PAN que se puede decir? Fue durante el sexenio de Vicente Fox en donde sus funcionarios fueron negligentes y responsables de esta tragedia que volteó los ojos del mundo por las circunstancias en que se presentó llena de corrupción e impunidad.

 

 

El periódico con mayor tradición en Saltillo.