ÍNDICE

 

EDUARDO J. DE LA PEÑA

En la parte alta de la ola están varios coahuilenses relacionados con cargos políticos, administrativos y académicos.

Encabeza la lista Enrique Martínez y Morales, que fue designado el fin de semana como director general de la Financiera para el Desarrollo Rural, donde ya se venía desempeñando en una de las direcciones.

Su designación es producto de la capacidad que ha demostrado en otras encomiendas que ha tenido en una carrera en el sector público que supera ya los quince años.

–o–

También de comentarse el caso del ex gobernador Rubén Moreira, que escaló una posición más en el organigrama del PRI nacional, al grado de que tras el resbalón de Enrique Ochoa con el tema de los prietos, ya hay quienes lo perfilan para la dirigencia nacional.

–o–

Y aunque siguen el pataleo y los recursos jurídicos de sus allegados en el intento de que Elba Esther Gordillo recupere la presidencia del SNTE para la que recién fue electo por un periodo más Juan Díaz de la Torre, por lo pronto ya funge como Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional Alfonso Cepeda Salas.

Cepeda Salas, con raíces en Arteaga, es un líder hábil y sensible que seguramente tendrá un desempeño sobresaliente en la dirigencia magisterial.

Hace más de 30 años inició en el gremio una carrera que no ha interrumpido hasta ahora, primero como uno de los perfiles que forjó el desaparecido Eliseo Loera Salazar para preparar el relevo generacional, luego como dirigente de su sección, y por varios años en diferentes encomiendas a nivel nacional.

Loera Salazar fue el dirigente que fortaleció a la Sección 38 con una serie de logros en materia de prestaciones que le permitieron construir a la agrupación sindical un patrimonio del que todavía ahora disfruta, aunque menguado, como los recreativos en diferentes ciudades; las clínicas y farmacias; y destacan además los fraccionamientos para el magisterio.

Y Cepeda Salas, aún sus más acérrimos detractores –como Carlos Moreira— lo reconocen, fue el alumno más aventajado de Eliseo Loera y le tocó la difícil transición en que se conjugaron a nivel local la muerte repentina del dirigente, y a nivel nacional el ungimiento de Elba Esther y la expulsión de Carlos Jongitud Barrios y Antonio Jaimes Aguilar.

Accesible, con oficio político, institucional y con un  bien definido estilo personal de liderazgo, Cepeda tiene mucho que aportar al SNTE.

Es el segundo coahuilense en llegar a tal encomienda, que en los noventa tuvo Humberto Dávila Esquivel, quien llegó primero de la mano de Gordillo y luego tuvo una accidentada salida cuando esta reveló sus ambiciones por perpetuarse en el control del sindicato y le reventó un Congreso nacional en Mérida, Yucatán.

Hay un litigio abierto, Elba Esther desde la prisión domiciliaria reclama su coto de poder, y los desatinos del gobierno la hacen parecer víctima, pronto veremos más capítulos de esta historia.

–o–

Quien se estrena como Sub Secretario de Desarrollo Social a nivel nacional es Emilio Mendoza Kaplan, quien aunque es nacido en Oaxaca tiene sus orígenes en Coahuila, donde ha ocupado cargos en diferentes épocas, primero como colaborador del tamaulipeco avecindado en Saltillo Raúl Felipe Garza Serna en la Procuraduría del Estado, en el gobierno de su tío Eliseo Mendoza Berrueto, y años más tarde en responsabilidades de representación del gobierno federal.

Mendoza Kaplan es allegado del actual titular de Sedesol, Eviel Pérez Magaña, también originario de Oaxaca. Ambos fueron diputados federales en la misma legislatura, y Mendoza fue uno de los operadores cuando Pérez dirigió al PRI en su entidad.

–o–

Para quien también brilla la luz del sol es para otro saltillense que desde hace varios lustros ha destacado en la vida académica, principalmente en la Facultad de Derecho de la UNAM, de la que fue director en los noventa, Armando Soto Flores.

Precisamente Soto Flores es ahora el Director de Posgrado de la reconocida Facultad de Derecho, y pronto pudiera estar formalizando acuerdos de intercambio y colaboración con la UA de C, en esta nueva época que se avizora con la llegada de Salvador Hernández Vélez a la Rectoría.

–o–

No pierda de vista a la Procuradora de los Niños y la Familia Yezka Garza. En las semanas recientes se le han encomendado responsabilidades que van más allá de lo que es estrictamente su función actual.

Corre la versión de que Garza será llevada a otro cargo de mayor relevancia y cercanía, incluso hay quienes la ubican como nueva Secretaria Técnica del gabinete.

De confirmarse esto, se trataría de un interesante giro de esos que luego se ven en la política, pues Yezka estaría cayendo de pie luego de un controvertido desempeño en la Procuraduría donde muchos apostaban que no se sostendría.