Niños palestinos piden ayuda internacional para resolver crisis en Gaza

Decenas de niños palestinos se manifestaron este domingo para pedir la intervención de la comunidad internacional para poner fin a la creciente crisis económica en el enclave sitiado por Israel.

Como parte de la campaña “Save Gaza” de la Coalición de Sociedades Benéficas Palestinas en la Franja de Gaza, los niños palestinos ondearon carteles que condenaban el sitio israelí, exhortaban a Israel a abrir los cruces de Gaza y pedían un mayor acceso a agua potable, electricidad y atención médica decente.

Nazih Al-Banna, director de la campaña, dijo a Xinhua que la protesta “se realizó en vista del sufrimiento por el sitio israelí que ha empeorado las condiciones humanitarias”.

La Franja de Gaza, hogar de más de dos millones de palestinos, enfrentan una severa escasez de servicios básicos por la falta de energía eléctrica la mayor parte del día y por la contaminación del agua potable.

Las deficiencias económicas son exacerbadas por la disputa interna entre el movimiento islámico Hamas, que controla la Franja de Gaza desde 2007, y el gobierno palestino con sede en Ramala, Cisjordania.

Decenas de empleados de las compañías de limpieza de Gaza anunciaron hace poco su plan de protestas durante una hora diaria hasta que no reciban su salario de los últimos cuatro meses.

Los empleados pidieron al gobierno palestino cumplir sus promesas. Hay unos 800 trabajadores de limpieza en los hospitales de Gaza.

“No puedo satisfacer las necesidades básicas de mi familia de ocho por la falta de pago de los últimos meses”, dijo a Xinhua el trabajador de limpieza Anam al-Taweel.

Por otra parte, tres hospitales y diez centros médicos han suspendido servicios por la aguda escasez de combustible en Gaza, según el Ministerio de Salud de Palestina.

Ashraf Al-Qedra, vocero del Ministerio de Salud de Palestina, confirmó que los hospitales han detenido todos los tratamientos y que los pacientes son trasladados a otras instalaciones en el enclave.

“El 45 por ciento de los medicamentos y provisiones médicas esenciales se han agotado en las instalaciones del ministerio y se ha terminado el 58 por ciento de los suministros de laboratorio y bancos de sangre”, añadió Al-Qedra.

La crónica crisis energética ha obligado a las autoridades locales a adoptar un sistema de rotación por el que algunas partes del enclave reciben energía eléctrica y otras no.

Actualmente, Israel brinda 120 megavatios de electricidad a Gaza y Egipto le suministra 32 megavatios. (XINHUA)