Santos suspende negociación con el ELN por atentados 

(Xinhua/Efraín Herrera/Presidencia de Colombia)

La Palma, Colombia.- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió este lunes por tiempo indefinido la quinta ronda de negociaciones entre su Gobierno y el ELN a raíz de los atentados cometidos el pasado fin de semana por ese grupo guerrillero.

“He tomado la decisión de suspender la instalación del quinto ciclo de negociaciones, que estaba prevista para los próximos días, hasta que vea coherencia por parte del ELN entre sus palabras y sus acciones”, dijo Santos durante un acto público en el municipio de La Palma, en el central departamento de Cundinamarca.

“Le he reiterado a la fuerza pública que siga cumpliendo con sus deberes constitucionales. El quinto ciclo se instalará cuando el ELN haga compatible su conducta con la exigencia de paz del pueblo colombiano y de la comunidad internacional”, agregó el mandatario.

Santos hizo el anuncio después de que el ELN (Ejército de Liberación Nacional) se atribuyera un atentado con explosivos cometido el sábado pasado contra una estación de la Policía Nacional en Barranquilla, que dejó cinco uniformados muertos y 41 heridos.

El Gobierno considera que ese grupo guerrillero también es responsable de otros dos atentados similares perpetrados el domingo contra sendas estaciones policiales en los municipios caribeños de Soledad y Santa Rosa del Sur, que dejaron dos agentes muertos y siete heridos.

El comunicado de un frente del ELN que se atribuyó el atentado produjo diversas reacciones en sectores políticos del país. Algunos dirigentes pidieron a Santos que rompiera o suspendiera las negociaciones, mientras que otros consideran que hay que reanudar pronto el diálogo para buscar un acuerdo de paz.

“El ELN ha demostrado no tener ninguna clase de fronteras en esta etapa de terror y vamos a arreciar nuestras operaciones”, dijo el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, tras indicar que desde que se acabó una tregua con ese grupo, el 9 de enero, han sido abatidos por la fuerza pública unos 20 de sus miembros, entre ellos algunos jefes de columnas.

 (Xinhua/COLPRENSA) 

La autoría del atentado fue reclamada por el “Frente de Guerra Urbano Nacional” del ELN, que justificó su acción por algunas actuaciones de las autoridades de Barranquilla, como el deficiente servicio de electricidad y la persecución a personas que trabajan en un sistema ilegal de transporte en motos.

Sin embargo, la comandancia central del ELN señaló este lunes en su página web que sigue con la disposición a mantener el diálogo de paz con el Gobierno y a reanudar pronto las conversaciones en Ecuador.

“Se impone abrir las sesiones de la mesa de conversaciones, para trabajar allí un nuevo cese al fuego que supere los vacíos y las dificultades del que terminó el 9 de enero. Este no era prorrogable a causa de los incumplimientos que se estaban dando por parte del Gobierno”, expresó el grupo armado.

“Mientras las dos partes no logremos acordar el nuevo cese, seguirán ocurriendo acciones militares de lado y lado, tal como está aconteciendo actualmente”, agregó el ELN.

Santos dijo durante un acto de restitución de tierras a personas que fueron despojadas en La Palma que su Gobierno ha sido generoso en la búsqueda de la paz, pero que su paciencia tiene límites.

El Gobierno y el ELN iniciaron las negociaciones en Ecuador en febrero del año pasado y su principal logro fue pactar un alto el fuego y de hostilidades que se extendió del 1 de octubre de 2017 hasta el pasado 9 de enero.

La quinta ronda de negociaciones debía empezar el 8 de enero y se creía que la primera medida sería prorrogar el cese del fuego, pero la reanudación del diálogo fue pospuesta para el 10 de enero, tras lo cual el ELN empezó a cometer ataques contra blancos militares y la infraestructura petrolera.

Los ataques, que se reanudaron ni bien concluyó la tregua, llevaron a Santos a ordenar el regreso a Bogotá del jefe del equipo negociador del Gobierno, Gustavo Bell, por lo que desde entonces quedó en suspenso el inicio de la nueva ronda de negociaciones.

Bell estuvo la semana pasada en Quito dialogando con los delegados del ELN sobre la posibilidad de pactar un nuevo alto el fuego, pero la reunión terminó sin resultados. (DPA)