CAPITALES

FRANCISCO TREVIÑO AGUIRRE

ENTONCES, ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA REFORMA ENERGÉTICA EN NUESTRO PAÍS?

A prácticamente 5 años de que la Reforma Energética entró en operación, los números resultan bastante positivos: en el tema de hidrocarburos se han firmado 70 contratos con empresas tanto nacionales como extranjeras que en el mediano plazo representarían inversiones cercanas a los 60 mil millones de dólares. En función de las reglas de operación y los esquemas de contratación, el Gobierno estaría recibiendo el 70 por ciento de utilidad de estas inversiones, sin invertir recursos públicos o a través de créditos contraído. En el tema de electricidad, se han incorporado 28 nuevos participantes en el mercado y el país ha recibido más de 6 mil 600 millones de dólares en inversiones dentro del sector de energías verdes. Si bien los números indican que México se ha beneficiado de manera importante, poco se ha reflejado en el bolsillo de los mexicanos. Los costos de energía eléctrica siguen siendo altos y el precio de la gasolina se ha incrementando de manera importante en los últimos años. En definitiva, el petróleo seguirá siendo un producto de alto consumo para la generación de energía, ya que los países que juegan un papel importante en la extracción del mismo, no permitirán que los ingresos por la venta del hidrocarburo disminuyan. Un claro ejemplo de esta hipótesis es como se ha ido deslizando de manera paulatina el precio de barril de petróleo. Me explico, hace unos años el costo del barril rondaba los 100 dólares, por lo que las inversiones para la generación de energía a través de métodos verdes inicia un boom en todo el mundo y poniendo en riesgo el sector de la extracción y venta de petróleo. Bajo este contexto, los precios del petróleo empiezan a disminuir de manera drástica hasta llegar a precios históricamente bajos. Cabe señala que el costo de extracción de un barril de petróleo ronda los 10 dólares en tierra y cerca de los 15 en aguas someras, por lo que aún considerando una venta de 25 dólares por barril, la utilidad es importante si se toma en cuenta que la extracción del hidrocarburo en Arabia Saudita, por ejemplo, es de 10 millones de barriles diarios. La disminución en el precio de petróleo contrajo el desarrollo de energías limpias de alguna manera, porque era más barato generar energía con petróleo a bajo costo que con inversiones en energías verdes. Hoy por hoy, el costo del barril de petróleo ronda los 60 dólares y los costos de la tecnología para invertir en energías alternativas ha disminuido de marea importante, por lo que una migración hasta este tipo de energéticos se puede ir dando de manera paulatina, obviamente sin que los grandes jugadores del sector petróleo pongan en riesgo sus ingresos. Los beneficios de la Reforma Energética seguirán siendo a largo plazo para el bolsillo de los mexicanos, ya que los proyectos de inversión y la generación de fuentes de empleo serán a un futuro mediano, pero es necesario que el siguiente Jefe del Ejecutivo tenga la visión de continuar con este desarrollo en el sector para que ahora sí, los beneficios de esta gran esfuerzo que se están haciendo en nuestro país, repercutan de manera positiva en la economía social.

Twitter: @pacotrevinoa

email: [email protected]