CAFÉ POLÍTICO

0
115

Ramón Betancourt

 

RIKELME EN LA RED

Este domingo a las 12:37 horas el alcalde Miguel Ángel Rikelme Solís (MARS) subió este mensaje al Feis: #‎Torreón hoy es una ciudad segura gracias al trabajo coordinado con los 3 órdenes de gobierno @EPN ‪#‎TorreónEnPaz. En los últimos 4 años hemos logrado disminuir en #Torreón el índice de homicidios en un 88% #TorreónEnPaz @rubenmoreiravdz. De enero a julio de 2012 se registraron 439 homicidios mientras que en el mismo periodo de 2016 suman 53”. Y la verdad es que es correcto el mensaje del Buffalo Kid (MARS) ya que desde que tomó posesión del cargo, la seguridad ha venido abrazando la mancha urbana de la ciudad y el campo. Claro, falta más por hacer, pero de que hay capacidad y voluntad (aptitud y actitud) por parte de don Miguel para llevar a cabo programas y acciones de seguridad, no hay la menor duda.

FUERA DEL RANKING

Rikelme subió el mensaje a la red acompañado de una imagen de una publicación que apareció en los principales diarios del país en donde reportes del Sistema Nacional de Seguridad Pública y de la organización nacional ‘Seguridad, Justicia y Paz’ dan a conocer las ciudades más inseguras de México. Dicho reporte es avalado por encuestas practicadas por el Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) en donde señalan que las ciudades con más eventos de inseguridad son: Acapulco en el número 1 del ranking nacional. Y vaya que tiene años en ese nada honroso primerísimo lugar. Le siguen Chilpancingo, Cuernavaca, Nuevo Laredo, Uruapan, Reynosa, Culiacán, Chihuahua, Zacatecas, San Luis Potosí, Guadalajara, Tijuana, entre otras. Cabe destacar que Torreón ya no aparece en el ranking del país. Y ese es un gran avance, un progreso y logro de las corporaciones policiales, Sedena y Marina que en coordinación con el Jefe político de la comuna torreones (Miguel Rikelme), han conformado un frente único y común de lucha en contra de la inseguridad. Frente que les ha redituado muy buenos resultados al grado que el alcalde les ha regresado la paz, tranquilidad y confianza a sus conciudadanos que han salido a las calles con sus familias y amigos a divertirse con el fin de conquistar los espacios perdidos.

LES DUELE A LOS “AGOREROS”

Por cierto, dice el refrán popular: “calumnia, calumnia que algo queda”. Este es un dicho que se emplea en política. Y vaya que se usa con suma regularidad –un día sí y otro también– en época de elecciones. Es decir, a unas semanas de que inicie el proceso electoral (Octubre) para renovar la gubernatura de Coahuila, los panistas de este bello y pujante estado (aunque les duela en el alma a los “Agoreros del Desastre”, que le apuestan a que nos vayan mal a todos con tal de sacar raja política y cachar votos), ya iniciaron la guerra de declaraciones por que a falta de argumentos y propuestas viables y concretas, prefieren la diatriba, la infamia, el engaño. Eso de que la semana pasada una regidora del PAN le hayan dicho “mentiroso” al alcalde, es reflejo fiel de que las batería ya están puestas en contra del más fuerte aspirante a suceder a Rubén Moreira. 

ÁNGELA CAMPOS

Ángela Campos llamó “mentiroso” a Rikelme y más se tardó en decirlo que Miguel Mery (primer regidor) en contestarle. Ángela (exsecretaria de Guillermo Anaya en el Congreso local) dijo que el alcalde no había bajado la nómina, sino que por el contrario se había contratado más gente y por ende había subido el costo de la nómina. Tanto Mery como Enrique Mota (tesorero) le hicieron la aclaración que en esta administración se han contratado 800 empleados y no mil 500 como los paneques aducen. Mota comentó que debido al crecimiento y necesidades de la ciudad, ha habido contrataciones de personal en Tránsito y Vialidad; en La Jabonera; en el IMPLAN; en Limpieza; en la “Marea Roja”; en la Línea Verde”; e incluso personal administrativo. Y que si se ha incrementado el gasto de nómina en esta época de vacaciones de verano, es porque se ha pagado la prima vacacional y la ayuda escolar. Vamos, como que los regidores panistas (Ángela Campos) se quiso rasgar las vestiduras, cuando se sabe de antemano que el Ayuntamiento de Torreón está por debajo de la media nacional en cuanto a pago de nómina.

AL RUEDO SIN CAPOTE

Por cierto, la edil Campos como tiene aspiraciones (legitimas por cierto) de conseguir la candidatura a una diputación local por su partido, ha tratado de enlodar (sin lograrlo) la imagen del alcalde. Ha de creer que el que tire más golpes políticos, el que denigre más la figura del alcalde, o el que eche más verborrea, es quien va lograr la candidatura. Pues no, no siempre tiene que ser así. Carajo, que mal asesorada está. Como que la aventaron al ruedo sin capote, sin estar informada. Y eso hace que cometa errores.

SALTILLO GASTA MÁS EN NÓMINA

Ahora bien, lo que no dijo doña Ángela es que Saltillo (PAN) el año pasado de 2015 gastó en nómina 903 millones de pesos, mientras que Torreón (PRI) en el mismo período erogó 754 millones de pesos. Es decir, 149 millones de pesos menos. Y vaya que ambos municipios tienen casi el mismo número de habitantes. Pero no solo es más eficiente el gobierno de Rikelme en cuanto al gasto de nóminas, sino que si hacemos un comparativo (aunque la gente diga que es odioso, en política es necesario) los gobiernos de López y Rikelme no tienen comparación. En Saltillo la obra pública es mínima, independientemente de que cuentan con un mayor presupuesto. La falta de oficio y sensibilidad de Isidro para gobernar, es todo lo contrario a lo que sucede en Torreón con Miguel. Vamos, Saltillo no tiene obra que presumir cuando en Torreón se mueve en 9 ejes rectores los cuales son (y serán) sello y divisa de esta administración municipal. 

NUEVE EJES RECTORES

1) Por principio de cuentas Saltillo no tendrá un Metrobús (al menos en el corto plazo). Torreón ya lo tiene concertado con Matamoros y en breve habrán de llegar a un acuerdo con la alcaldesa electa de Gómez Palacio Lety Herrera y con su par de Lerdo, María Luisa González Achem. Incluso, el “Güero” José Rosas Aispuro –gobernador electo de Durango– ve con buenos ojos este megaproyecto por lo que no dudará en firmarlo. 2) La Unidad Deportiva y Cultural La Jabonera. Proyecto que vino a regenerar el área en ese polígono de pobreza. 3) La segunda línea más grande de México. La digna y admirable Línea Verde. Igual que la Jabonera, que vino a bajar –sensiblemente– el índice delictivo en ese otro polígono de pobreza que dicho sea de paso, era un auténtico nido de delincuentes y feo y asqueroso basurero, por no decir leprosario. 4) La Unidad Deportiva La Compresora. 5) El Parque Lineal Río Nazas. 6) El Paseo Morelos, que vendrá a hermosear y a regenerar el centro de nuestra ciudad. 7) Y próximos a entregarse: la Unidad Deportiva La Fe. 8) El Centro de Convenciones (Senderos). Y 9) El Teleférico, con el fin de atraer turistas, reactivar el comercio y darle vida al Centro Histórico de Torreón. 

NO HAY PARANGÓN

La diferencia entre Torreón y Saltillo no tiene parangón. No hay una analogía y concordancia entre ambos gobiernos municipales. Sin duda alguna el gobierno más eficiente, vigoroso y dispuesto es el gobierno de Miguel Rikelme porque ahí están los resultados, a la vista de todos. Vamos, no hay peor ciego que el que no quiere ver y peor sordo que el que no quiere oír. Saltillo con un presupuesto mayor al de Torreón ha hecho menos, ha avanzado menos, ha gobernado menos. Ahí en donde gobierna el PAN hay mucho más gobierno y menos sociedad. Mientras que en Torreón (Miguel) ahí la lleva, va pian pianito, con orden y decisión; zorro zorro (en este caso Buffalo) como diciendo: “Si camino solo, llego más aprisa; pero si caminamos juntos, llegaremos más lejos”. Al tiempo.

 

–oo00oo–

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comenta aquí este artículo:

comentarios