Gana periodista de El Heraldo Premio Estatal de Periodismo

0
150

IMG_1998 

Por segundo año consecutivo el periodista José de Jesús Torres Anguiano, miembro del equipo editorial de EL HERALDO DE SALTILLO, fue nombrado ganador del Premio Estatal de Periodismo 2016, esta vez en la categoría de Mejor Trabajo Periodístico en Gastronomía, con el artículo “Sesitos, Corazón y Huevos”: el secreto del mejor restaurante de Coahuila.

El trabajo, relata la historia del restaurante Don Artemio y el reconocido chef saltillense Juan Ramón Cárdenas Cantú, incluidos dentro de la Guía México Gastronómico 2016.

José Torres obtuvo en el 2015 el Premio Estatal de Periodismo en la categoría de nota, y además fue reconocido en Zacatecas, su estado natal, con el Premio Estatal de la Juventud en la categoría de Periodismo.

A continuación el trabajo ganador publicado el 17 de septiembre del 2015:

 

“SESITOS, CORAZÓN Y HUEVOS”: EL SECRETO DEL MEJOR RESTAURANTE DE COAHUILA

 IMG_2431

Ser uno de los mejores chef de México ha sido un trayecto largo y lleno de experiencias para el saltillense Juan Ramón Cárdenas, dueño del restaurante Don Artemio, que recientemente fue incluido dentro de la Guía México Gastronómico 2016, realizada por S. Pellegrino y Nespresso, y publicada por Culinaria Mexicana.

El Don Artemio fue el único restaurante de todo Coahuila incluido en esta lista que agrupa a los mejores restaurantes del país.

El reconocido chef Juan Ramón Cárdenas reveló el secreto del éxito de sus negocios y los de su familia: “Te lo voy a decir…(Ríe y busca un cuadro de madera), este es el secreto ‘Sesitos, corazón y huevos’, y como se decía antes ‘la cantidad necesaria’, depende donde necesitas más cabeza, más pasión o más trabajo”.

Además de ser el mejor chef de Coahuila y dueño del mejor restaurante del estado, así como de uno de los salones de eventos más reconocidos de Saltillo, Juan Ramón es heredero de una larga tradición culinaria del noreste, sobre todo en lo relacionado con la preparación del cabrito, pues asegura que ésta viene desde su bisabuelo, quien enseñó a su padre y éste a su vez a sus hijos.

La historia del éxito de los negocios de la familia Cárdenas Cantú data ya de más de 56 años, cuando se fundara el restaurante “El Principal”, la casa del cabrito en Saltillo.

Fue en aquel entonces que su padre y su madre abrieron un pequeño negocio de ocho mesas, atendido por ellos mismos.

“Mi papá se hacía cargo de comprar los cabritos, y mi madre se hacía cargo de toda la preparación de la fritada, frijoles charros, arroz, tortillas de harina y de repente también hacia carne seca, mi mamá traía todos los secretos de la cocina norestense, hacía chorizo, salsas típicas y hasta algunos pasteles”, señala Juan Ramón.

Fue así que el restaurante El Principal ganó lugar entre los habitantes de Saltillo y los turistas, hasta que en el 1972 se establecieron en la calle Allende, en el centro de Saltillo, allí se cocinó la vocación culinaria del mejor chef de Coahuila, quien estudió Ingeniería en Industrias Alimentarias, y posteriormente una maestría en administración, para de esta forma, en el año 1998, adquirir los terrenos en los límites de Saltillo y Ramos Arizpe, en donde erigiría a dos íconos de la sociedad saltillense: El restaurante Don Artemio, que tiene ya 8 años, y el centro social Villa Ferré, próximo a cumplir 13.

Don Artemio, uno de los 120 mejores restaurantes de México, inició ante la demanda de quienes asistían a Villa Ferré, por degustar cualquier otro día de la semana de los platillos que servía Juan Ramón, por lo que inició como el primer restaurante de Alta Cocina en Saltillo, con un menú sofisticado que se ha ido amoldando al mercado a lo largo de los años.

“Todo el camino ha sido de mucho trabajo, esfuerzo, ahorro y sobre todo mucho sacrificio, sacrificar para lograr inversiones y muchas experiencias, por ejemplo servir en un banquete para 15 mil personas”, señala Cárdenas Cantú.

EL CHEF DE LOS PRESIDENTES

Tanto el chef Juan Ramón Cárdenas, su padre y su hermano Braulio han servido la mesa a presidentes de la República, desde Miguel de la Madrid hasta Enrique Peña Nieto.

Juan Ramón dice que personalmente ha trabajado con Enrique Peña Nieto, Felipe Calderón, Vicente Fox y Ernesto Zedillo, a este último cocinándole en cinco ocasiones.

Su hermano Braulio y su padre sirvieron a Salinas de Gortari y a Miguel de la Madrid,

“A Miguel le hizo unos cabritos en Veracruz, y a Salinas de Gortari lo atendieron en el DF y aquí en Coahuila”, asegura el chef.

Además, señala que otra de las experiencias que recuerda mucho es el haber asistido con el gobernador a la embajada de Alemania y cocinar para varios inversionistas, en una pequeña estufa una comida de 7 tiempos.

“Uno de los (recuerdos) que más orgullo me llena y fue un reto impresionante, fue servir en la embajada de Berlín, precisamente los esfuerzos que ha hecho el gobernador para traer inversiones, hice una comida de 7 tiempos en una estufita, cocine 5 días para poderlo sacar, pero salió muy bien, los alemanes estaban encantadísimos y fue un éxito”, señala el chef que de igual forma ha cocinado cabritos a la orilla del mar que un banquete para gobernadores y sus comitivas en Cuatro Ciénegas.

Juan Ramón Cárdenas participó hace poco en la compilación del libro “Ven a Comer”, editado por el Gobierno Federal, y en donde se plasma lo mejor de la cocina mexicana, por lo que para la parte del noreste fue invitado para dar a conocer la receta del cabrito. El libro puede ser descargado en www.venacomer.com.

PREMIADOS

No es este el primer reconocimiento que reciben, pero sí uno de los más importantes, pues asegura que es entregado luego de la revisión minuciosa de 50 jueces especialistas en la Alta Cocina, y además es muy importante ser el único restaurante de Coahuila en recibirlo.

Señala que otro de los premios importantes fue el Wine Spectator, otorgado por una revista mundial especializada en vinos, este premio cobra simbolismo al ser la cava del Don Artemio integrada en su mayoría por vinos hechos en México.

Otro de los premios importantes fue el que recibió Villa Ferré en el 2004, apenas dos años después de su apertura, como “Mejor Casa de Banquetes de la República Mexicana”, otorgado por la CANIRAC.

Personalmente, Juan Ramón recibió el premio “San Pascual”, que entrega la asociación Cordón y Mandil a los mejores tres chefs cada año.

Además, se suma a estos el certificado de excelencia Trip Advisor.

El chef asegura que este reciente reconocimiento y los ganados anteriormente los comprometen a seguir trabajando y especializándose para ofrecer a sus comensales los mejores platillos.

Asimismo, señala que actualmente se encuentra documentando todo lo relacionado con el cabrito y trabajando en rescates gastronómicos locales, como el uso del hojasén, una planta medicinal de nuestro desierto utilizada para infusiones, a la que le han dado un uso en mezcal, creando el mezcal “Ojasé”, producido por el restaurante Don Artemio.

El chef sabe que sigue mucho más por delante, por lo que sólo termina diciendo “Hay que seguir trabajando”. (JOSÉ TORRES)

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comenta aquí este artículo:

comentarios