¿HABRÁ UN DP (DESPUÉS DE PATRICIA)?

0
72

 CÉSAR FELIPE DE LA ROSA

Nos encontramos frente a una nueva paradoja, ya no se trata de hallar las leyes de la vida natural para dominarla, ya que tenemos sobre esa vida un dominio suficiente como para destruirla, sino para someternos a ellas. Si a partir de su preeminencia, en el Siglo XVIII, la ciencia fue convirtiéndose en la aliada natural de un poder económico cada vez más fuerte, “ahora se plantea el problema contrario: la necesidad de regular y de controlar éticamente la ciencia”.  La respuesta de la ciencia y la tecnología ya no es suficiente porque estas disciplinas están manejadas por intereses ajenos a ellas mismas, por ello debemos buscarla en la ética y la política.

Es desde allí que debemos detener la escalada del deseo que se “derrama” sobre todo el mundo globalizado y genera las mayores diferencias sociales de la historia, las mayores injusticias económicas, las guerras más sanguinarias y crueles provocadas por la ambición y la codicia de unos pocos.

El progresismo sin embargo sigue adelante como ideología intocada, sobre todo en los países subdesarrollados que miran con ambición los progresos de los países desarrollados. El ritmo del saqueo ha recrudecido en las últimas décadas en los países de América Latina: producción animal, vegetal, minera, pesca, petróleo, gas, agua, plantas medicinales, siguen sin ser suficientes para una economía cuya mayor producción es la de basura como es la del primer mundo.   América Latina sigue no sólo proporcionando a cambio de promesas de progreso la materia prima para el derroche de bienes del primer mundo sino soñando con un derroche semejante.

Algunos datos que no sólo nos afectan como país sino al mundo entero: según los cálculos del Hadley Centre del Servicio Meterológico británico, la temperatura media del planeta subirá 5,8 grados centígrados -de la media actual de 14 grados. Y podría ser un cálculo optimista, porque no tiene en cuenta muchos feedbacks. La última vez que la Tierra se calentó tanto desaparecieron todas las superficies congeladas. Las especies vivas, entre ellas el hombre, no tendrán el tiempo de adecuarse a un cambio tan inesperado y no sobrevivirán.

La imposibilidad de lograr un hábitat sustentable nos sumirá a todos, ricos y pobres en una situación total de pobreza donde se cumplirá la definición de tal que hace  Amartya Sen cuando la concibe como privación de capacidades básicas y no meramente como una falta de ingresos.  Los ingresos no servirán de nada en un mundo sin agua, sin tierra y sin aire.

Sólo pensando solidariamente el futuro para todos, igual para todos, en que todos compartamos el mismo destino podremos detener este proceso de aceleración que muchos consideran imparable, pronosticando para la vida en este planeta un destino trágico.  Sólo pensar un futuro solidario nos permitirá vivir un presente sustentable.

Y ahora preguntamos, ¿qué fue  el meteoro “Patricia”?, simple, una reacción del planeta tierra para la autorregulación que sus habitantes no procuramos. En la conciencia social ¿habrá un DP (Después de Patricia)?, ¿será posible?

 

@cesaritodurondr

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.

Comenta aquí este artículo:

comentarios