45 de cada 100 delitos son contra mujeres

0
169

Leopoldo Ramos | Infonor

De cada 100 delitos que se cometen en Coahuila, en 45 las víctimas son mujeres, de acuerdo a un estudio elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el cual se da a conocer con motivo del “Día Internacional de la Mujer”.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2012, más de 424 mil personas mayores de edad fueron víctimas de alguno de los 491 mil delitos que durante 2011 ocurrieron en el estado.
“Esto significa que una de cada cuatro personas (22.9 por ciento) del total de población de dicho grupo de edad ha sufrido algún delito. Por sexo se presentan diferencias, ya que del total de delitos, 54.8 por ciento los han sufrido hombres, 45.1 por ciento las mujeres y el resto no lo especificó”, menciona el documento del INEGI.
Los principales delitos que victimizan a las coahuilenses son la extorsión, con el 25.6 por ciento del total; robo de accesorios, refacciones o herramientas de vehículos, con el 16.2 por ciento y el robo en casa habitación, que significa 13.4 por ciento del total.
El INEGI también informó sobre la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2011, mediante la cual se sabe que casi cuatro de cada 10 mujeres (39.3 por ciento) mayores de 15 años han sido víctimas de un incidente de violencia por parte de su novio, compañero o esposo en algún momento de su relación.
Las agresiones van desde casos de violencia emocional, en 89.1 por ciento de los casos, hasta la violencia sexual, con el 13.2 por ciento.
“Al revisar las cifras por estado conyugal, las mujeres casadas o unidas son las que mayormente sufrieron violencia por parte de su pareja con 60.6 por ciento, seguido por alguna vez unidas con 25.8 y nunca unidas con 13.6 por ciento. En las casadas o unidas, cabe resaltar la presencia de violencia emocional (85.2 por ciento) económica (55.2 por ciento) y sexual (10.9 por ciento).
La violencia contra las mujeres, concluye el estudio, “puede tener lugar dentro de la familia, trabajo, escuela, grupo de amigos o en la comunidad y ser perpetrada por conocidos, familiares, figuras de autoridad (ya sea en el ámbito laboral o escolar) o, como ocurre en un gran número de casos, por desconocidos”.

Author Details
×
Latest Posts

Comenta aquí este artículo:

comentarios