Jueves 23, Octubre de 2014 Micro Weather
El Clima: ding=  0 °=
Documento sin título
Síguenos en:


Christian Montelongo | El Heraldo de Saltillo
Publicado: Abril 10, 2013
Imprimir    Enviar

Compartir: Facebook Twitter



Reducida en cenizas acabó una humilde vivienda luego de que un pequeño de tres años de edad, al jugar con un encendedor en la cocina, de manera accidental prendiera fuego a la propiedad ubicada en la colonia Fundadores quinto sector.
"Mira lo que hiciste mi chiquito.... ¡No, no puede ser! ¿Ahora en dónde vamos a vivir... ayúdenme por favor hagan algo... usted señor por favor hábleles, que vengan pronto, se está quemando toda mi casa", gritaba con desesperación Yadira Valdez Flores.
Los hechos, en los que afortunadamente no se registraron personas lesionadas, ocurrieron el miércoles alrededor de la una y media de la tarde en la casa situada en calle Río Sinaloa manzana 77, lote 4, cuando la ama de casa efectuaba las labores del hogar, mientras que su esposo laboraba como operario en una fábrica de la localidad.
"Yo andaba haciendo el quehacer, estaba con dos de mis hijos en la casa (uno de 9 años y otro más de 3) el más grande estaba en un cuarto y el más chiquito yo creí que andaba jugando afuera (en el patio) cuando comenzó a incendiarse la cocina. Ahí estaba el mas chiquito, traía un encendedor con el que prendió un papel... como tenía unas cortinas de tela agarró muy rápido...tratamos de apagarlo pero ya estaba muy avanzado" dijo entristecida la propietaria del tejaban.
Vecinos de la mujer acudieron en su auxilio, pues las infernales llamas que devoraban la vivienda amenazaban con expandirse a dos domicilios aledaños que sufrieron de daños en su estructura.
Con cubetas de agua intentaban sofocar el siniestro, pro al escuchar que el gas de los tanques comenzaba a escaparse, al temer que se registrara una explosión optaron por correr y ponerse a salvo.
Y es que los Bomberos demoraron en llegar cerca de 15 minutos, y aunque en unos cuantos minutos controlaron la situación, ya la casa se encontraba convertida en cenizas, Yadira y su familia solo terminaron con lo que traían puesto.
Afortunadamente para los afectados, al lugar acudió personal del Gobierno del Estado, específicamente del Departamento de Desarrollo Social, con la finalidad de brindarles el apoyo necesario.