CAPITALES

0
222

 

Haciendo negocios en la economía digital

La economía digital es una red global de diferentes actividades comerciales y sociales, que están habilitadas por tecnología como Internet y dispositivos móviles. Desde un punto de vista empresarial, la economía digital es un entorno dinámico en el que se proporciona un número creciente de bienes y servicios en línea. La economía digital puede ayudarlo a llegar a una audiencia global específica y promover la interacción de negocios. La tecnología digital y el Internet de las cosas (IoT) están transformando el mundo de los negocios a un ritmo asombroso.

Esto está generando inmensas oportunidades para las empresas que adoptan rápidamente las innovaciones digitales, pero también está causando interrupciones en la industria y creando desafíos para las empresas que reaccionan con lentitud. Esta inercia continuará aumentando a medida que los consumidores y las personas en todo el ecosistema de los negocios demanden respuestas en tiempo real.

A medida que más y más compañías reinventen su forma de hacer negocios, la velocidad y la eficiencia de la economía digital experimentarán su máximo potencial. La digitalización se ha transformado para convertirse en un apéndice del negocio. Sin embargo, recientemente ha evolucionado para convertirse no solo en parte de la economía, sino en un componente fundamental de la misma. De hecho, la digitalización crea una economía de oportunidades ilimitadas donde algunas tecnologías reemplazan e interrumpen a otras.

Las empresas que no pueden adaptarse a la economía digital tarde o temprano terminaran siendo obsoletas. Por el contrario, las empresas que han hecho la transición al mundo digital son mucho más rentables que su competencia.

Por tal motivo, se ha vuelto necesario que las marcas adopten la innovación para obtener una ventaja competitiva en el entorno empresarial global en constante evolución. La colaboración dentro del equipo y más allá de los límites de la empresa es indispensable para el cambio. Las marcas deben involucrar a clientes, comunidades de investigación y socios en la toma de decisiones. Nada desafía a las marcas más que satisfacer las necesidades de los clientes actuales con capacidad digital. Sin embargo, las marcas que se están adaptando al mundo digital pueden ofrecer un servicio superior al cliente a un costo competitivo. Satisfacer las expectativas de servicio de los clientes es cada vez más desafiante a medida que se vuelven más inteligentes y volubles.

De hecho, el servicio al cliente ha ido más allá de la facilidad de uso para incluir experiencias de usuario proactivas. Las compañías automotrices, por ejemplo, actualmente se están desarrollando soluciones que pueden registrar datos críticos de rendimiento de un automóvil, lo que facilita el envío de códigos de falla al centro de control para un rápido análisis y retroalimentación. Las tecnologías digitales están transformando la forma en que las personas viven y manejan sus negocios. La digitalización es parte integral del entorno empresarial impulsado por la innovación. Las empresas y las habilidades directivas avanzan a medida que las tecnologías continúan evolucionando, por tanto el gran desafío para las empresas futuras es la necesidad de inventar formas efectivas de prosperar en la economía digital.

 

 

 

Twitter: @pacotrevinoa

email: pacotrevinoag@gmail.com

 

 

 

 

 

Comenta aquí este artículo:

comentarios