Desarrollan en Saltillo fármacos que disminuyen efectos de la quimioterapia y combaten células enfermas

0
551

Científicos del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA) de esta ciudad de Saltillo, dieron a conocer el desarrollo de nuevas formas de administración de fármacos que disminuyen los efectos secundarios de la quimioterapia y están dirigidos al ataque específico de las células cancerígenas.

En el marco de la celebración del Día Nacional de la Lucha contra el Cáncer, la institución informó que el grupo de investigación liderado por el doctor Ramiro Guerrero y la M.C. Paulina Luciel Lugo de León, está en la etapa de diseño de una partícula nanométrica (nanocápsulas cargadas con medicamentos antitumorales) cuya superficie será cubierta por una sustancia capaz de detectar células cancerosas.

Una vez que la nanocápsula entre en contacto con una célula cancerosa, se adherirá a ella, y su propiedad luminiscente permitirá identificar las zonas de tráfico de las nanocápsulas y determinará si llegó al órgano afectado. La nanocápsula permanecerá adherida y su carga podrá ser liberada mediante la desintegración de las cápsulas por un estímulo externo (ultrasonido) o por el ataque ácido generado por el propio tumor.

Se informó que dentro de los posibles beneficios de estas nanopartículas destaca la baja probabilidad de causar efectos secundarios, debido a que por su tamaño no podrían penetrar en los tejidos sanos sino que irían exclusivamente a los tejidos malignos.

Adicionalmente se dio a conocer que el costo de fabricación de esta tecnología es sumamente bajo y el material del que están elaboradas está aceptado por la FDA (Food and Drug Administration) que es la agencia del gobierno de los Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos.

Igualmente, los científicos trabajan también en la tecnología de nanodispositivos basados en micro emulsiones mediante pruebas con aceites esenciales de menta, canela, clavo y tomillo, y derivados como trans-anetol y cinamadehido, todos ellos con propiedades anticancerígenas.

Las micro emulsiones de estas sustancias, van cargadas con fármacos como el pactlitaxel o el metrotrexato, utilizados para el tratamiento de enfermedades cancerígenas y con el activo curcumina.

Estos nanodispositivos serán probados en diversos tipos de cáncer como el cérvico uterino, mamario, de próstata o leucemia para combatir la enfermedad y también determinar el daño que se realiza a las células sanas.

Cabe mencionar que las etapas de estos desarrollos son iniciales, y antes de que estos productos lleguen al mercado, deben de pasar pruebas in vitro, pruebas in vivo y diversas regulaciones que pueden llevar algunos años antes de ser comercializadas. (ÁNGEL AGUILAR)

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.