Juan Guaidó pide al Papa Francisco respaldar elecciones libres y democráticas en Venezuela

0
198
(Xinhua/Boris Vergara) 

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, llamó al Papa Francisco y a la diplomacia a que ayuden a Venezuela a “terminar con la usurpación”, respaldar un gobierno de transición y a celebrar elecciones libres y democráticas, pero rechazó un diálogo con el presidente Nicolás Maduro, según publicó El Heraldo de México en su sitio web.

“Hago un llamado para que todos aquellos que pueden ayudarnos, como el Papa, así como el resto de la diplomacia, que puedan colaborar para el fin de la usurpación, para un gobierno de transición, y para celebrar elecciones verdaderamente libres en Venezuela, lo más pronto posible”, Juan Guaidó en una entrevista

Al ser cuestionado sobre la disposición del pontífice para ayudar a un diálogo que ayude a Venezuela a salir de la crisis política a fin de evitar un derramamiento de sangre, Guaidó aseguró que la violencia en su país ya está en curso desde el pasado 23 de enero, cuando él se autoproclamó “presidente encargado” del país.

“Después del 23 de enero, cuando tuvimos una manifestación sin precedentes en nuestro país, en 53 ciudades de Venezuela, salieron millones de personas a las calles. Cuando las personas regresaban a sus hogares, grupos paramilitares armados (…) , asesinaron a muchos jóvenes a sangre fría para tratar de intimidarnos, para asustarnos, así que el derramamiento de sangre es responsabilidad de quien usurpa el Palacio Presidencial”, denunció.

Guaidó reiteró su negativa a sentarse en una mesa de diálogo con Maduro, al argumentar que en el pasado lo han hecho, sin lograr un avance democrático.

“Ahora no, lo hicimos tres veces en el pasado reciente. Probablemente, los que nos ven no lo saben, pero la última vez fue en 2017 para obtener elecciones libres, que él no lo hizo, robó las elecciones, engañando, fue una farsa”, aseguró.

“Por todo ello, hoy el mundo no lo reconoce (a Maduro), una soberbia sin precedentes, que daña a nuestra gente. El jefe de esa delegación fue Julio Borges, quien fue el jefe del Parlamento ese año. Ahora está en el exilio, su colaborador más cercano fue asesinado, mientras regresaba de una reunión en Naciones Unidas (…) fue secuestrado en el aeropuerto y fue asesinado, torturado”, recordó.

“Hemos buscado el diálogo, porque creemos en una solución política viable a la crisis, y todavía creemos en ella”, dijo.

Sin embargo, “está claro que usaron esta solicitud (de diálogo) para ganar tiempo, para burlarse del pueblo venezolano, y ya no es una posibilidad en este momento porque se burlarían de las necesidades más inmediatas de nuestro pueblo”, subrayó.

Las declaraciones de Juan Guaidó se dan en momentos en que 14 países y organismos internacionales, con los auspicios de Uruguay, México y la Unión Europea, iniciaron este jueves una reunión en Montevideo para proponer alternativas de solución a la crisis política y social de Venezuela. (CON INFORMACIÓN DE EL HERALDO DE MÉXICO Y NOTIMEX)