Mujer con útero trasplantado da a luz a niño sano en China

0
374
Foto: Pixabay

Xi’an.- Una mujer que había recibido un trasplante de útero donado por su madre en noviembre de 2015 dio a luz el domingo a un niño sano en la provincia noroccidental china de Shaanxi.

El bebé pesaba al nacer dos kilos y medía 48 centímetros, y se trata del primero del país y el 14º del mundo nacido de un útero trasplantado, según los médicos del hospital Xijing de Xi’an, donde se realizó la intervención y fue alumbrado el niño.

La madre, Yang Hua, de 26 años, nació sin útero pero sus ovarios están sanos.

El trasplante de 2015 también fue el primero de su tipo que se realizó en el país. Entonces la madre (hoy abuela) tenía 43 años, y la hija 22.

Los trasplantes de útero no son nuevos. Reino Unido y Estados Unidos empezaron a experimentar con la técnica en animales en los años 60.

El primer trasplante en humanos se realizó en 2000 en Arabia Saudí a una mujer de 26 años. El intento resultó fallido y fue necesario retirar el útero trasplantado tres meses después de la operación.

Los médicos lograron realizar el primer trasplante con éxito en Turquía en 2011. Dos años después, nueve mujeres recibieron úteros donados por familiares en Suecia.

El director del departamento de obstetricia y ginecología del hospital Xijing, Chen Biliang, dijo que realizar este tipo de intervenciones sigue siendo un reto médico.

El útero, que tiene multitud de finos y frágiles vasos sanguíneos, está en el interior de la cavidad pélvica de la mujer, lo que puede provocar problemas durante el trasplante por posibles cortes, complicaciones por la estructura de los capilares de la sangre y por el rechazo del cuerpo del receptor, explicó Chen.

En China hay en torno a un millón de mujeres con infertilidad uterina. Dados los límites de las técnicas de reproducción asistida en la actualidad y la prohibición de los vientres de alquiler en muchos países, los trasplantes de útero se han revelado un modo efectivo de que las mujeres con esta afección puedan parir, añadió el médico. (XINHUA)